Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La CIDH exige medidas urgentes para evitar la violencia en las cárceles

La CIDH lamentó la muerte de 17 internos durante un enfrentamiento en Juárez, y pidió al gobierno de México que apruebe reformas
vie 29 julio 2011 04:12 PM
REU
policia-juarez-REU REU

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) lamentó los enfrentamientos de este lunes en una cárcel de Ciudad Juárez, donde 17 personas murieron, incluida una mujer, y 20 resultaron heridas, presuntamente durante una fiesta ilegal.

Los internos se apoderaron de armas de custodios del Centro de Readaptación Social y abrieron fuego contra otros presos de una banda rival según un video de los hechos difundido por las autoridades locales.

En algunas de las imágenes se observa que hombres armados, al parecer reos, obligan a custodios a entregarles las llaves para acceder al lugar donde se celebraba la fiesta. Tras entrar al lugar, comienzan a disparar.

La CIDH hizo “un llamado urgente” al estado para que “adopte las medidas que sean necesarias a fin de evitar que se repitan hechos similares” y garantizar la seguridad interna, afirmó la organización en un comunicado. 

La comisión destacó el hecho de que la interna fallecida “se encontraba inexplicablemente en el área de reclusión masculina”. La riña presuntamente se originó durante una fiesta, en la que participaban 40 reos y al menos cuatro mujeres menores de edad.

El órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos pidió al gobierno mexicano que adopte reformas para prevenir brotes de violencia.

Publicidad

La Fiscalía General inició las averiguaciones tras tomar la declaración de 42 custodios y 116 internos que fueron testigos del enfrentamiento que finalizó la madrugada del martes.

Los grupos que participaron en el enfrentamiento son Los Aztecas y Los Mexicles , informó la vocería de la alcaldía de Ciudad Juárez. El primer grupo es una pandilla vinculada a La Línea, brazo armado del cártel de Juárez, mientras que los segundos trabajan con el cártel de Sinaloa, de Joaquín, El Chapo Guzmán.

El presidente municipal de Juárez, Héctor Murguía, consideró este martes que “sólo Dios” podría garantizar la seguridad en el penal de la ciudad, considerada como la más violenta de México, pues “en las condiciones como está el Cereso municipal, es casi imposible controlar este tipo de eventos”.

Publicidad
Publicidad