Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

2.5 millones de mexicanos no están vacunados contra el sarampión

Aunque sólo el 2.2% de las 112 millones de personas en el país no han recibido la vacuna, hay otros 46 millones en riesgo
vie 05 agosto 2011 11:12 AM
vacuna sarampión
vacuna sarampión vacuna sarampión

Al menos 2.5 millones de mexicanos, de los 112 millones contados en el Censo de 2010, no están vacunados contra el sarampión, según el Centro Nacional para la Salud de la Infancia y Adolescencia (Censia) de la Secretaría de Salud, por lo que son altamente susceptibles al contagio de la enfermedad, ante los casos provenientes de Europa.

Esta cifra es equivalente a la población del estado de San Luis Potosí.

Asimismo, la Secretaría de Salud estima que son vulnerables las personas entre 12 y 39 años, a quienes es necesario aplicarles una segunda dosis de la vacuna. Esto aumentaría a más de 46 millones la población en riesgo de contagio, contando sólo a los mexicanos de entre 15 a 39 años, según datos del Censo.

Los menores de 12 años están protegidos por la vacuna aplicada en la infancia, mientras que la mayoría de quienes tienen 40 en adelante han quedado inmunes tras padecer la enfermedad, pues durante su niñez no recibieron la inyección.

Especialistas y autoridades afirman que, en general, el país está protegido contra el virus, pero que deben tomarse medidas preventivas.

"Debemos tener confianza en que la inmunidad poblacional en México es elevada, pero esto no impide que va a seguir habiendo casos importados que podrían generar casos secundarios, casos de contagio local", dijo a CNNMéxico José Luis Díaz Ortega, médico adscrito al Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Publicidad

Aún es necesario trabajar para alcanzar una cobertura de 95% en los programas de inmunización, consideró Vesta Richardson, directora del Censia, especialmente entre niños de uno a siete años. En este grupo poblacional, precisó, el nivel de vacunación es de siete por cada 10.

En los últimos 15 días, el país reportó dos casos de sarampión: una niña  y  una adolescente  procedentes de Europa que llegaron a la Ciudad de México.

Ante esta situación, la secretaría de Salud local colocó  cercos sanitarios en las colonias de las personas contagiadas y reforzó la campaña de vacunación contra este virus.

José Armando Ahued Ortega, titular de la dependencia, dijo el sábado pasado que han vacunado a 7,000 personas en la capital y que hay una reserva de 60,000 dosis. "Estamos en época de vacaciones, donde mucha gente de la ciudad y del país viaja a Europa, viaja a Estados Unidos, a Canadá, y que la posibilidad, así como estos dos casos que han venidos contagiados, seguirá latente".

Desde finales del año pasado a la fecha, unos 30 países europeos han reportado más de 20,000 casos de sarampión y Estados Unidos, alrededor de 200, según el funcionario.

El mes pasado, la secretaría de Salud federal alertó sobre esta enfermedad e instaló módulos de vacunación en los principales aeropuertos del país, para detectar casos provenientes de otras regiones.

Autoridades y especialistas han descartado la posibilidad de la mutación del virus o una epidemia mundial.

"Si hubiera una mutación del virus, simplemente los anticuerpos que generaron dosis previas de vacuna o la misma enfermedad en el pasado ya no podría reconocer a las nuevas mutantes del virus", dijo José Luis Díaz Ortega, también consultor en el Programa Ampliado de Inmunizaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El experto explicó que por su tipo de genoma el virus muta con facilidad, pero las variaciones han sido intrascendentes en el reconocimiento de los anticuerpos generados por la vacunación o la enfermedad.

"Los datos europeos sugieren que la vacuna está trabajando bastante bien, es importante aclararlo porque hay quienes tratarán de explicar lo que está ocurriendo como producto de la mutación del virus, pero no es así", enfatizó.

México y el sarampión

Desde hace 15 años, el país está libre de casos de sarampión originados a nivel local; en 2007 hubo reportes de dos casos importados.

Adicional al programa permanente de vacunación que inició en 1972, hubo tres campañas de aplicación de la dosis para prevenir la enfermedad.

La primera se llevó a cabo en el 2000. En aquel momento se determinó como grupo de riesgo a trabajadores del sector turístico y a quienes estaban en hospitales y escuelas.

Cuatro años después se llevó a cabo una campaña de vacunación universal, dirigida a los adultos de hasta 39 años. En 2008, las autoridades federales notaron que ésta fue insuficiente para cubrir el grupo de riesgo y lanzó un tercer programa.

El país está en vías de erradicar las enfermedades que se previenen con la vacuna triple viral: sarampión, rubéola y el síndrome de rubéola congénita.

¿Qué originó el brote en Europa?

La baja en al guardia de los ciudadanos para vacunarse contra un virus que parecía erradicado y una campaña contra la inyección —por suponer que el biológico está relacionado con el autismo— pueden ser algunas de las causas del brote de sarampión, explicó a CNNMéxico José Luis Díaz Ortega.

La mayoría de quienes contrajeron el virus recientemente en Estados Unidos y Europa no estaba vacunada, lo que habla de un relajamiento en los esquemas de inmunización, según Díaz Ortega.

A finales de la década de 1990, grupos en contra de la vacunación en Inglaterra difundieron una campaña contra esta dosis. “Mucha gente en Inglaterra y otros países de Europa dudó sobre los efectos de la vacuna y su posible relación con casos de autismo, y prefirió no aplicarse la dosis”, explicó.

Sin embargo, expertos de la Organización Mundial de la Salud demostraron a principios de la década pasada que no existía tal vínculo.

"De todos modos el efecto fue bárbaro, porque disminuyó la cobertura en muchos países europeos, principalmente en Inglaterra", dijo el experto.

Publicidad
Publicidad