Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La cooperación de agencias extranjeras está dentro de la ley: gobierno

Luego de un reporte sobre la existencia de envío de agentes de la CIA a México, el gobierno señaló que la cooperación está dentro de la ley
lun 08 agosto 2011 04:07 PM
cárteles en México
cárteles en México cárteles en México

Luego de que el diario The New York Times publicara un texto en el que se asegura que agentes de la CIA y civiles estadounidenses con entrenamiento militar han sido enviados a una base militar en el norte de México, los gobiernos de ambos países aseguraron que la cooperación bilateral se rige dentro de la ley.

Este domingo, el rotativo informó, según Notimex, que fuerzas estadounidenses han entrenado a cerca de 4,500 nuevos agentes federales y han conducido grabaciones de conversaciones, manejado informantes e interrogado a sospechosos.

Ante tales afirmaciones, el gobierno mexicano informó a través de un comunicado que por cuestiones de seguridad "no se pronunciará sobre la veracidad o el contexto de la información publicada sobre estos esfuerzos".

El comunicado de la Secretaría Técnica del Consejo de Seguridad Nacional, a cargo de Alejandro Poiré, afirma que la cooperación bilateral de México y Estados Unidos se ha fortalecido y "es un instrumento fundamental para enfrentar de manera más exitosa al crimen organizado transnacional".

Asimismo, dice el comunicado, "estas actividades se llevan a cabo con respeto irrestricto a la legislación mexicana vigente. En todo momento, la cooperación de personal de agencias extranjeras se rige por el pleno respeto a las normas y jurisdicción nacional de cada país".

El Departamento de Estado estadounidense, en tanto, indicó que la cooperación en la materia fue acordada por ambos gobiernos, en un "esfuerzo conjunto por desmantelar organizaciones criminales transnacionales", reportó este lunes la agencia EFE, citando al vocero Mark Toner.

Publicidad

"Creemos que México está haciendo progresos en ese ámbito y estamos apoyándolo a reunir y usar información sobre las organizaciones criminales", dijo. Aclaró que México "tiene la responsabilidad exclusiva" de ejecutar las operaciones en su territorio y, por tanto, los estadounidenses se dedican "esencialmente" a "compartir inteligencia e información".

El diario estadounidense afirmó en su publicación de este domingo que el Pentágono ha proveído a México de nuevos equipos, incluidos helicópteros tipo Black Hawk , y en los meses recientes ha enviado aviones no tripulados sobre territorio mexicano para rastrear a narcotraficantes.

Sobre la base militar, el diario explicó que fue modelada a partir de "centros de fusión de inteligencia" como los que Estados Unidos emplea en Afganistán para supervisar grupos insurgentes.

Los intercambios de inteligencia entre México y Estados Unidos han ayudado a la captura o eliminación de unos 30 líderes narcotraficantes , comparados con dos arrestos de ese perfil en los cinco años previos, agregó The New York Times.

México se convirtió en la "zona cero" de la lucha contra el narcotráfico, cuyos cárteles son responsables de más del 80% de la droga que ingresa a Estados Unidos, por lo que ha recibido más asistencia antinarcóticos en los últimos tres años que Afganistán y Colombia, estableció el rotativo.

El texto del diario ofreció como ejemplo de la cooperación entre ambos países la reciente captura de José Antonio Acosta Hernández , El Diego, acusado de cientos de asesinatos en Ciudad Juárez, Chihuahua, con asistencia de la DEA.

El embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhan, explicó que en el último año ha aumentado el intercambio de inteligencia entre ambos países, una muestra del entendimiento de que la lucha contra los grupos criminales en México debe ser una responsabilidad compartida.

"El crimen organizado internacional sólo puede ser exitosamente confrontado trabajando en conjunto. El resultado es tan simple como irresistible: juntos tendremos éxito o fracasaremos", enfatizó Sarukhan.

El pasado 5 de agosto, la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) aceptó que ayudó  en el fallido operativo contra el tráfico de armas conocido como Rápido y Furioso.

La DEA formó parte del grupo de agencias que permitieron la entrada de forma ilegal a México de cientos de armas , varias de las cuales llegaron a manos del crimen organizado, según una carta escrita por la jefa del organismo, Michele Leonhart, y citada este viernes por el diario Los Angeles Times.

Se estima que más de 2,000 armas fueron introducidas a México durante el operativo Rápido y Furioso. Algunas de ellas se localizaron en los lugares donde fueron asesinados el agente de la Patrulla Fronteriza Brian Terry, así como el mexicano Mario González, hermano de la exprocuradora de Chihuahua , Patricia González.

La operación es investigada por el Congreso estadounidense desde diciembre pasado por una comisión legislativa ante la que han comparecido secretarios de Estado y directores de agencias estadounidenses.

Algunas de las armas de Rápido y Furioso terminaron en manos del cártel de Sinaloa , uno de los más importantes grupos criminales de México.

Publicidad
Publicidad