Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Tec retoma la rutina con tranquilidad y más seguridad tras la explosión

Tan sólo dos días después de estallido en el Tec de Monterrey en el Estado de México, se percibe un ambiente tranquilo y de despreocupación
jue 11 agosto 2011 11:52 AM
vigilancia Tec
vigilancia Tec vigilancia Tec

Mientras el profesor Alejandro Aceves continúa en terapia intensiva en un hospital privado en el norte de la Ciudad de México, alumnos y personal del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México, retomaron su rutina este miércoles en la tarde. Incuso el profesor al que iba dirigido un paquete explosivo fue dado de alta al mediodía y por la tarde ya se presentó en su cubículo.

Un paquete de manufactura casera explotó  el lunes por la mañana, cuando el profesor Armando Herrera Corral lo abrió junto con Alejandro Aceves. Herrera Corral, el destinatario, sufrió un trauma en uno de sus oídos por el estallido, y una esquirla traspasó el pecho de Aceves y lastimó uno de sus pulmones.  

Como si nada hubiera sucedido en el campus hace un par de días, en el campus, algunos estudiantes recostados tomaban el sol sobre el césped y las carcajadas de otros interrumpían la tranquilidad de los espacios abiertos a las cuatro de la tarde. Pero algo ha cambiando en la cotidianidad del Tec.

En los accesos a las instalaciones, se oía constantemente el ruido de los detectores de metales y en la entrada a los estacionamientos, el avance era más lento de lo normal. Elementos de seguridad pedían a los conductores que se detuvieran para que pudieran revisar bajo el auto con un espejo y aleatoriamente solicitaban que se abriera la cajuela. Estas son algunas de las medidas de seguridad extra que se comenzaron a implementar tras el atentado del lunes.

A pesar de ser una de las escuelas privadas más caras de México, estas escenas que hacen recordar las revisiones para entrar a la residencia oficial del presidente Felipe Calderón, no eran comunes hasta el miércoles por la mañana.

Al ser algo que se implementará de manera permanente, los alumnos, los profesores y el personal administrativo, tendrán que acostumbrarse a las revisiones.

Publicidad

En los alrededores del plantel educativo, también estaban instalados algunos vehículos con las siglas de la policía estatal. Según el director, desde el lunes por la tarde, policías, agentes del Ministerio Público y personal de la Secretaría de Gobernación trabajan dentro de las instalaciones como parte de las investigaciones.

Se acabaron los tiempos en los que los alumnos, al haber olvidado sus credenciales, podían sonreír al vigilante y decirle: “Poli, usted me conoce, me ha visto todas las mañanas, deme chance”. Ahora sin credencial o identificación oficial, la entrada es imposible.

“Todo por el paquete que explotó en Aulas 1”, comentaban dos estudiantes que caminaban sobre la avenida de las instalaciones, mientras señalaban lo extraño que les parecían los motivos que están detrás de este suceso.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de México atribuyó la explosión a un grupo autodenominado Individualidades Tendiendo a lo Salvaje , que aseguran que están en contra del desarrollo tecnológico, y sobre todo, de la nanotecnología.

Pedro Grasa Soler, el director del campus, dijo que no se implementarían medidas especiales para proteger a los profesores que se dediquen a campos de investigación relacionados con este tema.

“Normalmente la ciencia tiene un sentido, la tecnología tiene un sentido, y normalmente lo que nosotros buscamos es que tenga realmente un sentido productivo, que tenga un sentido de ayuda a hacer avanzar la ciencia y por supuesto también a que podamos a partir de esa tecnología tener mejores condiciones de vida”, señaló.

El incidente que el lunes por la tarde obligó a las autoridades del Tecnológico de Monterrey, campus Estado de México, a desalojar por completo las instalaciones donde estudian 10,000 alumnos y a suspender actividades todo el martes, es aún tema de conversación, pero ya no supone una preocupación.

“Al principio no sabíamos lo que pasaba, porque tardaron en explicarnos que onda, pero no me siento insegura, por eso hay tanta gente revisándonos”, dijo una estudiante de preparatoria.

“Las actividades continuarán normalmente y ninguna clase se ha visto afectada hasta ahora”, explicó el director del campus Estado de México, que visitó las aulas desde las siete de la mañana para explicar a los alumnos y a los profesores lo que había pasado el lunes y cómo se estaba procediendo.

Las investigaciones se llevarán a cabo, no únicamente en el Tec de Monterrey, sino también en el Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, donde supuestamente había sido enviado otro paquete sospechoso este martes y que resultó ser un paquete de libros.

El Tec no es el único objetivo de Individualistas Tendiendo a lo Salvaje. El grupo manifestó su intención de atacar a científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

En el caso del campus Estado de México del Tec de Monterrey, plantel famoso por los títulos obtenidos en la liga universitaria de futbol americano y por sus comedias musicales estudiantiles, parece ser que la vida vuelve a la normalidad, aunque sea relativa. 

Publicidad
Publicidad