Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La violencia es uno de los problemas que vive la juventud mexicana

En 2009, unas 205 mil personas fueron procesadas ante un juez de primera instancia; casi la mitad eran jóvenes entre 18 y 29 años
vie 12 agosto 2011 10:31 AM
jóvenes rechazados uam
jóvenes rechazados uam jóvenes rechazados uam

Los jóvenes mexicanos son, según corporaciones policiales, un blanco fácil de la delincuencia organizada, que con mayor frecuencia los incorpora a sus filas. El desempleo, la falta de oportunidades de educación y la delincuencia organizada forman parte de su carta de presentación.

Para la especialista Rossana Reguillo, esta combinación de factores data de al menos dos décadas.

Durante 2009, alrededor de 205 mil personas fueron procesadas ante un juez de primera instancia; casi la mitad eran jóvenes entre los 18 y 29 años de edad, según cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) con motivo del Día Internacional de la Juventud que se celebra hoy.

"Es un asunto verdaderamente grave, estamos hablando de miles de jóvenes que están dispuestos a ingresar a las filas del narcotráfico, jóvenes precarizados, sin oportunidades", advirtió Reguillo, en entrevista con CNNMéxico.

La también doctora en Ciencias Sociales y experta en culturas juveniles, destaca que son las nuevas células del narcotráfico como Los Zetas, La Familia Michoacana, La Resistencia o Jalisco Nueva Generación las que están reclutando masivamente a los jóvenes, en su mayoría desempleados o rechazados de las preparatorias y universidades.

"Las células también tienen una aceleración muy fuerte de violencia y de seducción. Ofrecen no sólo dinero fácil, también sentido de pertenencia, territorialidad, de convertirse en el 'machín'".

Publicidad

El experto y consultor en Seguridad Pública, Eduardo Guerrero, coincide con el análisis. Detalla que en situaciones de guerra como la que actualmente vive el narcotráfico en México, es indispensable el reclutamiento masivo de jóvenes.

A ellos les encomiendan labores de vigilancia, para alertar sobre la presencia policiaca (halcones); participan en atentados o disturbios utilizando granadas, o incendian autos en los llamados "bloqueos", actividades que realizan por pagos que van de los 6,000 a los 12,000 pesos mensuales, según ha investigado Guerrero.

En México se considera joven a una persona entre los 15 y 29 años de edad, de acuerdo con el INEGI. En el censo de 2010, el organismo contabilizó 29.7 millones de personas en este rango de edad, es decir, uno de cada cuatro mexicanos.

La Justicia mexicana ha reportado en los últimos meses que la delincuencia organizada también recluta a menores de edad.

En el estado de Morelos, ubicado en el centro del país, la policía detuvo a finales del año pasado a un menor de 14 años que confesó que trabajaba para el cártel del Pacífico Sur. Además, reveló que había cometido asesinatos desde los 11 años de edad.

Recientemente, tres menores fueron detenidos en Jalisco, entre ellos, una chica de 16 años que admitió que trabajaba para el grupo criminal Los Zetas. El fin de semana pasado, una niña de 13 años detenida en un enfrentamiento confesó trabajar para ellos. 

Además de estos conflictos, los jóvenes se enfrentan al riesgo de enfermedades de transmisión sexual y embarazos tempranos. Aunque el 97% de las mujeres entre 15 y 29 años conoce métodos anticonceptivos, alrededor del 62% no lo utiliza, según los resultados de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica 2009.

El consumo de alcohol está presente en 14 de cada 100 jóvenes de entre 12 y 17 años, según la Encuesta Nacional de Adicciones 2008, mientras que nueve de cada 100 adolescentes en ese mismo rango de edad aceptaron ser fumadores.

Durante el año 2009, murieron en México 36,000 jóvenes, tres hombres por una mujer. El INEGI destaca que la sobremortalidad masculina tiene que ver con los índices de violencia que hay en este grupo.

La migración hacia Estados Unidos es un fenómeno que se presenta en especial entre los jóvenes mexicanos. La Encuesta de la Comunidad Americana, arrojó que durante 2009, una de cuatro personas nacidas en México y que residía en EU tenía entre 15 y 29 años de edad.

Publicidad
Publicidad