Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un juez de EU anula demanda contra Patrulla Fronteriza por muerte de joven

La muerte del estudiante Sergio Adrian Hernández ocurrió en México, por lo que el agente goza de inmunidad, falló un juez
jue 18 agosto 2011 02:44 PM
Cuerpo Sergio Adrian Hernandez Guereca
Cuao-Sergio-Adrian-Hernandez-Guereca-Patrulla-Fronteriza Cuerpo Sergio Adrian Hernandez Guereca

Un juez federal anuló una demanda por 25 millones de dólares presentada por la familia de un joven de 15 años que murió baleado por un agente de la Patrulla Fronteriza en Ciudad Juárez en 2010.

El juez de distrito David Briones desechó el pasado 11 de agosto la demanda presentada por la familia de Sergio Adrian Hernández Güereca, que murió tras un disparo del agente de la Patrulla Fronteriza Jesus Mesa Jr ., el 7 de junio del 2010, durante un incidente en el Río Bravo bajo el puente Paso del Norte, que une a Juárez con la ciudad texana de El Paso.

Según la demanda presentada a nombre de la familia por un despacho de Corpus Christi, Texas, el agente Mesa patrullaba en su bicicleta el lecho seco del Bravo cuando se encontró con un grupo de jóvenes que presuntamente tocaban la barda del lado estadounidense.

Según el mismo documento, luego de arrestar a uno de ellos, el agente comenzó a recibir pedradas. Entonces desenfundó su arma y disparó contra Hernández Güereca, estudiante de preparatoria, que se escondía detrás de un pilar del puente.

El joven cayó muerto, del lado mexicano, tras recibir un balazo en un ojo.

El juez Briones desechó el fallo debido a que Sergio Adrián murió por heridas que recibió en territorio mexicano, según documentos de la corte, de los que CNNMéxico obtuvo copia ( Leer fallo / Documento PDF ); por lo tanto, la familia no puede demandar a Estados Unidos. Sin embargo, el caso contra el agente Mesa continúa de forma individual.

Publicidad

“Esperamos apelar el fallo de manera inmediata. Creo que tenemos una gran oportunidad de revertir esta decisión”, declaró este jueves a CNNMéxico Robert Hilliard, el abogado de la familia de Hernández Güereca.

La firma Hilliard Muñoz Gonzales con sede en Corpus Christi, Texas posteriormente emitió un comunicado de prensa donde se detalla que los abogados del agente Mesa presentaron una moción para anular el caso, afirmando que "básicamente la Constitución no aplica" a los extranjeros. “Ellos están mal. Esta será una interesante pelea, pero no estamos retrocediendo”, sostuvo Hilliard, el abogado de la familia.

“El agente Mesa disparó y mató a un joven desarmado. Él es un empleado del gobierno. La familia quiere respuestas y nosotros vamos a ayudar a que ellos tengan esas respuestas,” agregó el abogado.

El asesinato de Hernández Güereca dio la vuelta al mundo, luego de que una televisora estadounidense diera a conocer un video tomado con un celular.

El video mostró que policías mexicanos increparon desde el lado mexicano al agente Mesa, quien llamó a refuerzos. Los agentes fronterizos se retiraron del lugar con sus armas desenfundadas ante el temor de una posible confrontación con agentes mexicanos.

La familia de Güereca dijo que el joven siempre se mantuvo alejado de problemas. “Yo estuve siempre al pendiente de que no se involucrara en pandillas, ni en las drogas, y mire de qué manera vinieron a matármelo”, dijo a CNNMéxico María Guadalupe Güereca, madre del joven, tras su asesinato.

Sin embargo, unos días despues de su muerte, funcionarios estadounidenses afirmaron que el joven tenía antecedentes criminales por tráfico de migrantes.

Tras el incidente, el gobierno mexicano protestó al considerar que hubo un uso desproporcional de la fuerza contra el joven, y pidió una investigación exhaustiva. El presidente de México, Felipe Calderón, expresó su solidaridad con la familia de la víctima, a quien ordenó apoyar.

En días posteriores, la Casa Blanca lamentó “profundamente” la muerte del joven , anunció una investigación, y resaltó “el entorno difícil y a menudo peligroso” en el que trabajan los agentes de la patrulla fronteriza.

Al menos cinco incidentes similares han ocurrido en la frontera desde enero de 2007, cuando el mexicano Francisco Javier Domínguez fue muerto a tiros por un agente en Naco, Arizona.

El 8 agosto del mismo año, el mexicano José Alejandro Ortiz murió tras ser baleado por un agente de la patrulla fronteriza en El Paso, Texas.

Anastacio Hernández Rojas murio luego de haber sido golpeado por agentes fronterizos el 20 de mayo de 2010 en el cruce de San Isidro, California.

José Alfredo Yañez Reyes  murió en junio pasado tras recibir un disparo de un agente de la Patrulla Fronteriza en la barda que divide a Tijuana de San Diego. El mexicano presuntamente le arrojaba piedras al agente.

Publicidad
Publicidad