Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La balacera es llamado de atención a los tres niveles de gobierno: Poiré

El vocero de seguridad del Gobierno federal dijo que aún no hay detenidos por el incidente pero que los responsables serán capturados
lun 22 agosto 2011 08:07 AM
vocero de seguridad del gobierno federal
alejandro-poire vocero de seguridad del gobierno federal

La balacera ocurrida afuera del estadio de futbol de Torreón , Coahuila es un fuerte llamado de atención para los tres órdenes de gobierno, dijo el secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré.

"El freno a los actos violentos de los delincuentes vendrá con instituciones locales de seguridad y de justicia efectivas, a la par del desmantelamiento de las organizaciones delincuenciales", afirmó el vocero de seguridad del Gobierno federal en conferencia de prensa este lunes.

Poiré se refirió a los momentos de incertidumbre que vivieron miles de familias en el estadio Corona, del equipo Santos.

"La angustia que pasaron estas familias es inadmisible e inaceptable. El Gobierno Federal repudia toda expresión de violencia y trabaja con firmeza para debilitar a los criminales que la generan", dijo el vocero.

Debido al aumento de denuncias por secuestros y extorsiones, el gobierno federal ha aumentado el número de elementos, dijo el funcionario.

Después de las diversas versiones oficiales que se dieron la snoche del sábado, Poiré aclaró que el enfrentamiento fue entre policía municipales y criminales en las afueras del estadio.

Publicidad

La presencia de cuerpos federales se dio después de los hechos. Personal militar realizó reconocimientos terrestres y localizó un vehículo abandonado con armas, cartuchos, el cual entregó a la delegación de la Procuraduría General de la República en Coahuila para las averiguaciones correspondientes.

"Policías federales recorrieron las inmediaciones del estadio para proteger a los asistentes y participaron en los operativos de búsqueda que se desplegaron con posterioridad a estos hechos", dijo.

Poiré urgió a que estados y municipios aceleren su fortalecimiento institucional

Tras condenar el incidente, Poiré aprovechó para hacer un llamado a los gobiernos locales a cumplir con las funciones de seguridad.

"Es urgente que se deje de lado la argumentación política y se pongan por delante las acciones en beneficio de la seguridad de los ciudadanos", dijo.

Urguió a que las policías locales tengan la capacidad y la probidad que les deriva de un adecuado control de confianza y su adecuada profesionalización.

El funcionario hizo alusión al asalto de una joyería en Acapulco, donde la semana pasada se robaron dos kilos en oro, así como al homicidio de un alcalde en el Estado de México.

"... que sean capaces de perseguir y de prevenir el delito, sea esta una agresión a la autoridad, un asalto a una joyería, o el cobarde homicidio de algún funcionario municipal. Y la única forma de lograrlo es construir las capacidades apropiadas para contener y para limitar la acción de los delincuentes", señaló.

El sábado un grupo de hombres armados disparó contra policías locales afuera del estadio Territorio Santos Modelo, lo que desencadenó un tiroteo de varios minutos tras el cual, los supuestos criminales huyeron. "Su objetivo no era agredir a la afición presente ni perturbar directamente el partido", detalló.

Más tarde, soldados y policías federales realizaron recorridos para buscar a los atacantes y encontraron un vehículo con armas y cartuchos, mismos que fueron entregados a la Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila para que ésta determine si están relacionados con el incidente y, en su caso, para identificar a los responsables.

"Los responsables habrán de pagar por estos delitos", sostuvo. También aclaró que no hay detenidos tras el incidente en el que un grupo de hombres armados disparó contra autoridades locales afuera del estadio, lo que provocó pánico entre los asistentes a un partido entre Santos y Morelia así como la suspensión del encuentro.

Poiré recordó que en meses pasados el Gobierno federal envío soldados y policías federales a Coahuila por petición de la sociedad civil ante el aumento de robos y secuestros en Coahuila.

Las imágenes de los asistentes al partido que se tiraron al suelo para ponerse a salvo y de los jugadores que abandonaron la cancha corriendo rumbo a vestidores llamaron la atención a nivel internacional.

El domingo, el club Santos informó que encontró impactos de bala adentro de las instalaciones del estadio , aunque aclaró que los impactos no se habían hecho adentro del inmueble.

Publicidad
Publicidad