Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Gracias al regreso a clases, Calderón y Gordillo vuelven a reunirse

La líder del SNTE volvió a encontrarse con el Presidente dos meses después de revelar que hizo un pacto con él previo a los comicios de 2006
lun 22 agosto 2011 11:54 AM
Alonso Lujambio Elba Esther Gordillo y Felipe Calderon
Alonso Lujambio Elba Esther Gordillo y Felipe Calderon Alonso Lujambio Elba Esther Gordillo y Felipe Calderon

El inicio del ciclo escolar 2011-2012 volvió a reunir al presidente mexicano Felipe Calderón y a la líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, después de que ella reconoció que pactó con el mandatario durante la elección presidencial.

Calderón visitó una escuela en el Distrito Federal para celebrar el regreso a clases de 26 millones de alumnos de educación básica, donde dijo que “más allá de ideologías” los mexicanos debemos estar orgullosos de tener un sistema educativo sólido, en permanente proceso de modernización y fortalecimiento.

Gordillo, por su parte, se dirigió exclusivamente a los estudiantes, a quienes exhortó a disfrutar su vida escolar. El 31 de mayo pasado, la lideresa había dicho que Calderón era sin duda, “ el presidente de la educación ”, pero en esta ocasión sólo saludó efusivamente al secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, a quien nombró “gran amigo” de los maestros y su sindicato.

El 29 de junio pasado, Elba Esther Gordillo, confirmó la existencia de un “arreglo político” con Calderón en 2006, a cambio de que integrantes de su grupo político fueran colocados en puestos públicos.

Tras la victoria de Calderón, Fernando González Sánchez, (yerno de Gordillo) fue nombrado subsecretario de Educación Básica; Miguel Ángel Yunes, colaborador cercano cuando ambos fueron diputados federales, obtuvo la dirección del ISSSTE.

Además, otros hombres cercanos a Gordillo como Roberto Campa, obtuvo la secretaría Técnica del Consejo Nacional de Seguridad Pública y Francisco Javier Yáñez la dirección de la Lotería Nacional.

Publicidad

El presidente dijo casi una semana después, que sí hubo acuerdos con Gordillo, pero exclusivamente para sacar adelante la reforma política y que la decisión de colocar a algunos integrantes del círculo cercano de la lideresa en el gobierno, fue un acuerdo que se acordó durante el mandato del su predecesor, Vicente Fox.

Lo anterior llevó al presidente Calderón a decir en un acto educativo del 21 de julio, durante la entrega de Reconocimientos del Concurso Olimpiada del Conocimiento 2011, que su compromiso educativo no es sólo con una persona, sino con los niños y las familias mexicanas.

En esa ocasión, la maestra Gordillo declinó la invitación del gobierno federal y envió en su representación al nuevo secretario general del SNTE, Juan Díaz, quien refrendó el compromiso de la organización gremial con la educación.

Casi dos meses después de que Gordillo confirmara el pacto, no se había reunido con Calderón. Este lunes, ambos hablaron del compromiso con la educación y de los avances que se han logrado en la materia.

El apoyo del sindicato hacia algún candidato puede ser determinante . Por ejemplo, en 2006, Felipe Calderón le ganó a Andrés Manuel López Obrador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), por 243,934 votos.

En ese momento, el sindicato tenía 981,300 afiliados con derecho a votar, cifra que actualmente es de 1 millón 700,000 según cifras del magisterio.

Publicidad
Publicidad