Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Con gran júbilo reciben las reliquias del papa Juan Pablo II en México

Miles de fieles se congregaron en la Basílica de Guadalupe para recibir las reliquias de Juan Pablo II. Recorrerán los obispados del país.
jue 25 agosto 2011 12:27 PM
Juan Pablo II reliquias
Juan Pablo II reliquias

Con una gran ovación los mexicanos recibieron las reliquias del beato Juan Pablo II a su llegada a la Basílica de Guadalupe, en la Ciudad de México, uno de los lugares favoritos del papa mexicano .

Entre aplausos, arengas y lágrimas, miles de fieles se congregaron en la Basílica —el templo mariano con el mayor número de visitantes en el mundo: 20 millones anuales— a la espera de las reliquias del papa viajero, traídas desde Europa .

El cuerpo de cera del beato colocado en una urna de cristal fue trasladado desde la Nunciatura Apostólica hasta el recinto guadalupano. La expectación de su llegada recordaba aquellas visitas que hiciera en vida Juan Pablo II .

A su entrada por la puerta monumental, miles de seguidores, tanto dentro de la Basílica como en el atrio, comenzaron a corear “Juan Pablo, hermano, ya eres mexicano”. Una nube de incienso cubría el féretro que contiene un relicario con sangre del pontífice.

Cuando se disipó el halo apareció la figura de Juan Pablo II vestida con una túnica vino y blanca y con las manos entrelazadas en una cruz plateada.

Las reliquias fueron escoltadas por el V Cabildo Colegial de Guadalupe hasta el altar mayor del recinto, donde era esperado por el cardenal Norberto Rivera.

Publicidad

La familia genera la paz

“Los mexicanos somos privilegiados y nos sentimos bendecidos por la presencia de la reliquia del beato Juan Pablo II, nuestro papa mexicano, en esta casita donde la Virgen de Guadalupe hizo sentir su maternal presencia al papa peregrino”, dijo al comienzo de su homilía el cardenal Rivera.

Después hizo un recuento de las cinco ocasiones en que el papa Juan Pablo II vino a México, y donde “experimentó la fe de un pueblo que explotó en expresión de júbilo de multitudes”.

Los fieles entonces volvieron a corear “Juan Pablo, hermano, ya eres mexicano”, tal como lo hicieran en sus visitas a nuestro país.

Durante su sermón, el cardenal Rivera resaltó a la familia como uno de los temas más cercanos a Juan Pablo II durante su papado, la cual, dijo, es “la primera sociedad natural y fundamento de la vida”.

“Dar a la paz otras armas que no sean las destinadas a matar y a exterminar a la humanidad; son necesarias sobre todo las armas morales, estas se reciben en los hogares, en las familias y en la educación religiosa”, explicó.

El jerarca católico pidió a la Virgen de Guadalupe, por intercesión del beato Juan Pablo II, el don de la paz y la justicia para México.

Las reliquias de Juan Pablo II permanecerán en la Basílica de Guadalupe hasta el 28 de agosto. Después, realizarán un recorrido de 22,500 kilómetros por el país , informó la Nunciatura Apostólica, hasta llegar a Puebla, donde permanecerán resguardadas.

Publicidad
Publicidad