Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

OPINIÓN: Ataque a casino revela la incapacidad del Estado de dar seguridad

El atentado en Monterrey muestra la debilidad de las instituciones para brindar seguridad, afirmaron especialistas en 'México Opina'
dom 28 agosto 2011 11:42 PM
mexico opina casino royale
mexico opina casino royale mexico opina casino royale

El ataque al casino Royale en Monterrey, en el estado de Nuevo León, es un hecho “inédito” cuyo impacto mediático y político pone en duda la capacidad del Estado mexicano para proteger a sus ciudadanos, y devela la debilidad de las instituciones, coincidieron especialistas en el programa México Opina.

El que se haya atacado a un sector de la población de clase media alta en una de las ciudades industriales más importantes del país genera un mayor sentimiento de vulnerabilidad, aseguró Jorge Chabat, investigador del CIDE al participar en la mesa de análisis.

Chabat consideró que el atentado en el que murieron 52 personas, entre ellas una mujer embarazada, en Monterrey, es un “hecho inédito en muchos sentidos”, y no por el número de muertos, ya que recordó que han existido otras masacres como la de Tamaulipas, sino por el impacto mediático y político que provocó.

“El ataque ocurre en un centro urbano muy importante, en una ciudad que no es cualquiera, que es Monterrey, un centro económico e industrial del país. Y las víctimas no son solo víctimas inocentes, sino además son víctimas de un sector de clase media, media alta. Entonces esto tiene o genera un sentimiento de vulnerabilidad”, consideró.

Anteriormente, dijo, este sector se sentía un poco más protegido ya que no estaba, en su mayoría, involucrada con alguna actividad ilícita, sin embargo, tras los hechos del pasado jueves, el mensaje es que ya no es así.

“Esto claramente genera una sensación de indefensión que tiene un costo político para el gobierno y por eso la reacción del gobierno mexicano. Porque ciertamente, se cuestiona mucho la capacidad del Estado para proteger a los ciudadanos”, señaló.

Publicidad

Por su parte, Raúl Benítez Manaut, director del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia (CASEDE), consideró que en México hay ciudadanos de primera y de segunda.

“Hace año exactamente el 24 de agosto del año de 2010, se descubren los 72 cuerpos en el rancho de San Fernando en Tamaulipas y ahí no fue nadie, ni el presidente, ni el gobernador de Tamaulipas, ni hubo ofrendas florales. No hubo nada”, recordó.

Es por eso, afirmó Benítez Manaut, que al no darle la atención que la masacre de Tamaulipas merecía, el grupo de Los Zetas continuaron haciendo este tipo de “brutalidades”.

Agregó que mucha gente no quería usar el término “terrorismo” ya que no son grupos terroristas, sin embargo, Los Zetas realizan actos terroristas de una forma “desenfrenada” contra civiles inocentes, “causan terror”.

Para Iliana Rodríguez Santibáñez, Investigadora de Derecho Internacional del Tecnológico de Monterrey, los medios influyeron para darle más importancia.

“Yo creo que sí, yo creo que cuando hay tal premeditación y perversión en un hecho de esta magnitud. Ya estaba estudiado el lugar y se sabía que había cámaras. Y se hizo con esa intención”, indicó.

Los Zetas, ¿responsables del ataque a casino?

Los especialistas coincidieron en que el grupo criminal de Los Zetas está detrás del atentado en Monterrey.

El director de CASEDE aseguró que es "evidente" la participación de este grupo criminal debido a que ellos controlan el paso de droga que entra por Oaxaca y del Golfo de México con destino hacia el estado de Texas, en Estados Unidos.

Los Zetas son los que operan con esta modalidad de actos terroristas e indiscriminados de ataques contra la población”, destacó.

El investigador del CIDE comentó que por la forma en la que actuaron “es lo más probable, están Los Zetas y los del Golfo disputándose la plaza”.

La investigadora de Derecho Internacional del Tec de Monterrey dijo que “la forma en que llegan (...) Ya habían estudiado que no servían las salidas de emergencia.

“Entonces básicamente recordemos que Los Zetas, finalmente, tienen estrategia militar. Entonces sí hay un ingrediente que puede ser connotativo por la forma en cómo operan”, indicó.

Además para la investigadora hay algo detrás del ataque, que podría ser una presión al gobierno para obtener algo.

“Era algo muy premeditado. No fue una acción circunstancial. A plena luz del día, querían ser visibles, lo hacen en la entrada, riegan esos químicos para que tenga esa función de impedir la salida”, añadió.

El mensaje de Calderón después de la tragedia

El especialista del CIDE, Jorge Chabat, criticó el discurso que dio el presidente Felipe Calderón el pasado viernes, un día después del atentado al casino de Monterrey.

“Yo creo que no venía mucho al caso (culpar a Estados Unidos) por una razón muy simple: el consumo de drogas se da en todas partes. En todas partes hay bandas que distribuyen y venden droga. Pero no en todas partes se matan, de la forma como se matan en México”, resaltó Chabat.

Para el especialista del CIDE, la violencia que se presenta en México no es igual que en Estados Unidos –sin dejar a un lado el consumo de drogas- debido a que en el gobierno de Barack Obama las instituciones sí funcionan.

“Yo no estoy diciendo que la parte de la demanda (de drogas) no sea un ingrediente. Pero claramente hay un serio problema de debilidad institucional, de impunidad, de que las policías no funcionan, que el sistema judicial no funciona, y parte de lo que explica toda la violencia es eso.

“En Estados Unidos tú matas, deja a 80, tú matas a un policía y no te la acabas. Van sobre ti y te atrapan. Acá matan policías, soldados, y no pasa nada. Entonces hay una terrible debilidad institucional del Estado mexicano, con esto insisto, no quiero quitar la responsabilidad a otros factores que forman parte de esta dinámica”, detalló.

Recomendó primero al gobierno de Calderón tener instituciones que sí funcionen y dejar de culpar sólo a Estados Unidos. “Mientras eso no se resuelva la impunidad seguirá siendo la reina, y vamos a seguir viendo lo mismo”.

En este punto, coincidió Benítez Manaut quien dijo que es innecesaria la carga hacia Estados Unidos, ya que el gobierno controla las fronteras, y evidentemente hay fallos por el paso de miles de armas.

“Si Estados Unidos exporta armas por los porosos puntos fronterizos. Dónde está la Secretaría de Hacienda y la dirección de Aduanas, dónde está la Policía Federal y dónde está el Ejército, dónde está el control de carreteras”, indicó.

Además criticó que el gobierno anuncie que seguirá combatiendo el crimen organizado con más fuerzas federales. “Se necesita inteligencia, información. No hay inteligencia de quién mete las armas en la frontera, no hay inteligencia de quién lava el dinero. No saben ni quién es el dueño del casino”.

Los participantes concluyeron que existe un fallo en las instituciones, en el sistema de justicia, una policía deficiente, sobre todo en algunos estados, lo que crea incertidumbre en la ciudadanía.

“Me parece que si no hay un imperio de la ley, sino hay un ordenamiento jurídico nacional que tenga tal observancia, me parece que se va seguir la impunidad y en consecuencia la corrupción y siempre será un problema cíclico que no terminaremos”, indicó Rodríguez Santibáñez.

“El presidente debe decir así, caiga quien caiga, en mi gobierno yo voy a recuperar Monterrey”, finalizó Benítez Manaut.

El 25 de agosto, entre ocho y nueve hombres llegaron al casino Royale a bordo de vehículos y en poco más de dos minutos entraron al local, lo rociaron con gasolina y le prendieron fuego, según la versión de las autoridades y un video que registró el momento de la agresión.

Las víctimas murieron por asfixia o calcinadas; hasta ahora han sido identificadas 45 de las 53 personas que fallecieron, la mayoría eran mujeres (una de ellas estaba embarazada).

Este sábado, los familiares de los fallecidos comenzaron a sepultar a sus seres queridos en Monterrey, mientras que las autoridades de Nuevo León han distribuido retratos hablados de los agresores y han ofrecido una recompensa millonaria por información que pueda ayudar a detenerlos.

El presidente de México, Felipe Calderón, calificó el incidente como un acto de "terrorismo" y decretó tres días de luto nacional. Asimismo, el atentado provocó condenas alrededor del mundo .

Publicidad
Publicidad