Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Calderón refrenda su lucha antinarco en la recta final de su gobierno

Analistas aseguran que el presidente Calderón trató de justificar los malos resultados que ha dado su estrategia contra el crimen organizado
vie 02 septiembre 2011 04:58 PM

En el mensaje por su Quinto Informe de Gobierno, el presidente Felipe Calderón refrendó su estrategia contra el crimen organizado como uno de los principales pilares de su gobierno, algo que ha sido criticado por algunos analistas consultados por CNNMéxico.

A punto de iniciar su último año de gobierno, el país vive la más grave ola de violencia desde la Revolución: más de 36,600 asesinatos de diciembre de 2006 a diciembre 2010, relacionados con el crimen organizado, de acuerdo con cifras del gobierno federal.

Ante esto, el analista político Sabino Bastidas, consideró que el presidente Calderón en su mensaje intentó deslindarse de los resultados "pobres" de su estrategia y dijo que el mandatario debe asumir su responsabilidad.

"Hay un argumento falaz en su discurso porque él culpa a todos de lo que está pasando. Primero comparte culpas con el exterior por los consumidores, comparte culpas con el pasado, porque ahí empezó el problema, comparte culpa con los estados porque no certifican policías, comparte culpas con los poderes y acaba siendo un argumento falaz porque pareciera que no tiene ninguna cosa que hacer con el asunto", dijo en entrevista con CNNMéxico.

El presidente Calderón en su mensaje dijo: "Pensar que el problema se gestó de la noche a la mañana y empezó con esta Administración, es tan equivocado como suponer que al retirar a las Fuerzas Federales o al concluir la presente Administración desaparecerá por sí mismo".

En el discurso ante políticos, gobernadores, secretarios de estado, representantes diplomáticos y miembros de los medios de comunicación citados en el Museo de Antropología, el mandatario aseguró que de no haber iniciado el combate contra el crimen "en lugar de la utópica intranquilidad, el país estaría totalmente dominado por los cárteles, el crimen habría crecido hasta hacer inoperantes a las instituciones (…) los cárteles manejarían recursos del Estado y de la Sociedad”, dijo el mandatario.

Publicidad

Calderón dedicó más de 35 minutos a hablar sobre la lucha contra el crimen organizado, urgió a las corporaciones policiales a avanzar en su depuración y pidió a los diputados y senadores aprobar la  Ley de Seguridad Nacional que fue votada en lo general  pero que está pendiente de aprobarse en lo particular en la Cámara de Diputados.

"Me preocupa que al ritmo que llevamos, solo cuatro estados de la República habrán concluido la evaluación y control de confianza de todo su personal policial en el plazo que nos marca la Ley de Seguridad Pública", dijo al señalar que la depuración de los cuerpos policiales es uno de los elementos claves para avanzar en el combate al crimen organizado.

Si bien la mayoría de los altos mandos policiales han pasado las pruebas de control del confianza, hasta agosto,  Yucatán y Estado de México tenían pendiente realizar las pruebas

Para José Fernández Santillán, experto en ciencia política y académico del Tecnológico de Monterrey, campus Ciudad de México, Calderón tuvo que pararse a informar sobre un sexenio, en el que en cinco años ni se han creado más empleos (su lema de campaña era ser el Presidente del empleo), ni se ha activado la economía y mucho menos se ha logrado combatir al crimen organizado.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística, la tasa de desempleo en julio pasado llegó a 5.62% la más alta en lo que va del 2011, lo que significa que 2.7 millones de mexicanos no tienen un trabajo.

"La verdad es que este sexenio es el sexenio del fracaso, comenzando por el campo que él mismo seleccionó para desarrollarlo como prioritario que es el campo de la seguridad pública, el de la seguridad nacional", explicó.

En este punto coincidió José Antonio Crespo, académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) al considerar que la estrategia del presidente Calderón contra la delincuencia organizada está fuera de control. 

"La estrategia está totalmente fracasada, está fuera de control, resultó ser contraproducente con los propósitos que se proponían, con los objetivos que se proponían, y bueno él va a insistir en que era la única opción, nunca va a reconocer que no se hicieron bien las cosas y va a dar elementos para defender y justificar su política nuevamente", indicó.

Los analistas estuvieron de acuerdo en que la estrategia que se implementa desde el primer año de gobierno del presidente se puso en marcha sin haber considerado a las autoridades estatales y municipales y es por eso que han surgido tantas dificultades en avanzar en la certificación de las corportaciones policiacas.

"Él no implementó una verdadera estrategia de organización sino que se lanzó con lo que tenía y obviamente los que más resintieron el embate son los municipios y los estados que es ahí donde sientan sus reales los narcos", consideró Fernández Santillán.

Si bien, Calderón ofrecerá su Sexto Informe de Gobierno en los primeros días de septiembre del 2012, Bastidas consideró que éste fue prácticamente su último informe de labores, ya que el próximo año el panorama político estará centrado en el proceso electoral para elegir al próximo presidente y el informe se dará frente a su sucesor.

Tras cinco años de gobierno, para Bastidas, el presidente cometió un único error.

"Es evidente que cometió el error de diagnóstico y que el presidente siente culpa y trató de justificarse y trató de explicarnos que la decisión que tomó fue la mejor aunque hay 50,000 víctimas detrás, 10,000 desaparecidos, 100,000 desplazados en el país, hoy dos periodistas muertas, 53 personas en Monterrey", indicó.

Publicidad
Publicidad