Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Un hombre mantiene cautivas a hijastras por varios años

El procurador de la Ciudad de México señaló que fue detenido un hombre que abusó de sus hijastras y tuvo varios hijos con ellas
mié 07 septiembre 2011 10:21 AM
Cautivos Iztapalapa Jorge Iniestra Salas
Cautivos Iztapalapa Jorge Iniestra Salas Cautivos Iztapalapa Jorge Iniestra Salas

Autoridades de la Ciudad de México detuvieron a Jorge Iniestra Salas, un hombre de 32 años que supuestamente mantuvo cautivas durante varios años a sus hijastras, y tuvo varios hijos con ellas, informó este martes el Procurador General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), Miguel Ángel Mancera.

A Iniestra Salas se le acusa de corrupción de menores, homicidio (incluyendo el de un bebé), lesiones, explotación laboral y secuestro agravado, informó Mancera en entrevista con Carmen Aristegui, de CNN.

El procurador local relató que Iniestra Salas comenzó en el 2004 una relación sentimental con Clara Tapia Herrera, y poco después se fue a vivir con ella y tres de sus hijos, que en ese momento eran menores de edad, a la conserjería de una primaria pública en la delegación Iztapalapa, de la Ciudad de México.

Iniestra Salas sacó a las hijas de Tapia de la escuela, las mantenía encerradas, las maltrataba y abusaba de ellas.

De acuerdo con el procurador, la madre de las niñas sabía lo que pasaba, e incluso le entregó al agresor su tarjeta de débito, para que no tuviera que trabajar.

"Ellas (las hijas) empiezan a padecer lo que se conoce como síndrome de Estocolmo, y empiezan a hacer exactamente lo que él les pide", contó Mancera.

Publicidad

Llegó un punto en que Tapia Herrera y otro de sus hijos, también menor, fueron "segregados" de su hogar, ya que Iniestra Salas hizo que se mudaran a un traspatio, mientras él dormía en un cuarto con las dos hijas.

El hijo, que en aquel entonces tenía 11 años, fue obligado a trabajar durante largas jornadas en una paletería y en otras actividades. Cuando no entregaba la cuenta, Iniestra Salas lo desnudaba y lo golpeaba con un cinturón, contó el procurador capitalino.

La situación en la conserjería de de la primaria de Iztapalapa se mantuvo al menos hasta 2009; en ese año, Iniestra Salas se mudó a casa de su madre y se llevó a las dos jóvenes, ya embarazadas, detalló Mancera.

En su nueva ubicación, ellas no tenían contacto con el exterior. Vivían en un cuarto con "condiciones higiénicas terribles", eran golpeadas de vez en cuando, y dieron a luz a cinco bebés, señaló la PGJDF, con base en la declaración de Tapia Herrera.

De acuerdo con Mancera el agresor mató a golpes a una de las jóvenes, y de asfixia a una de las bebés de tres o cuatro meses.

"Le dice a la hermana: 'Colócasela porque la tiene que amamantar, y eso hará que se reanime, que reviva'". La presión contra el cuerpo de la mujer fue tan fuerte, que la bebé murió por asfixia, indicó el procurador.

Los cadáveres estuvieron durante un mes en el mismo cuarto, hasta que la madre de Iniestra Salas pidió que los sacaran de ahí. Él los dejó en una carretera hacia Puebla.

Tapia Herrera decidió denunciar a Iniestra Salas. "Finalmente, la señora narra todo esto que había venido sucediendo, que con su consentimiento eran violadas sus hijas, y que con su consentimiento el señor procreó a los otros niños", contó Mancera.

Entonces, las autoridades rescataron a cinco menores, incluyendo una bebé de tres meses que tuvo que ser hospitalizada. Entre los liberados también se encontró una de las hijas de Tapia Herrera, ya de 21 años de edad.

Fueron detenidos la madre de Iniestra Salas, tres hermanos y un sobrino de 14 años, acusados de complicidad. La denunciante también fue apresada, "porque finalmente todo el tiempo estuvo enterada de lo que estaba pasando con sus hijas", dijo Mancera.

"Él está muy tranquilo, todo lo justifica, no niega lo que hizo, dice que eran una familia, y que sentía mucho amor por las niñas y que ellas sentían mucho amor por él", explicó este martes el procurador capitalino.

Publicidad
Publicidad