Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

IFE pide apoyo a militares para garantizar seguridad en comicios del 2012

El instituto establecerá contactos con la Defensa para trabajar en el protocolo de seguridad de la elección, en especial en zonas de riesgo
jue 08 septiembre 2011 04:06 PM
Elecciones-seguridad
Elecciones-seguridad Elecciones-seguridad

El Instituto Federal Electoral (IFE), el órgano encargado de organizar los comicios federales en México, solicitó al Ejército que ayuden a garantizar la seguridad de las elecciones de 2012, en particular en las regiones del país consideradas de alto riesgo por la actividad de la delincuencia.

Mientras en algunas localidades como la Ciudad de México hay condiciones favorables para el desarrollo del proceso electoral, en otras como Monterrey , Michoacán , Guerrero , Tamaulipas o Chihuahua la violencia es un obstáculo para la realización de las elecciones, pues existe “una situación muy compleja” que obliga a tomar medidas especiales, de acuerdo con Leonardo Valdés Zurita, consejero presidente del IFE.

El IFE busca que, como sucedió en las elecciones legislativas de 2009, las Fuerzas Armadas resguarden las instalaciones donde se elabora la documentación electoral —boletas, listas de votantes—, la distribución del material y las zonas en torno a las casillas.

Para ello, Valdés Zurita planea reunirse con el secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván, para que ambas instituciones comiencen a trabajar en el protocolo de seguridad que se aplicará.

Publicidad

El proceso electoral comienza el 7 de octubre y en julio del próximo año se realizarán los comicios para renovar la Presidencia, el Senado y la Cámara de Diputados.

“Este protocolo de seguridad ya lo desarrollamos en 2009, ya tenemos una experiencia acumulada, y por supuesto que seguiremos trabajando sobre todo para especificar sus alcances regionales, porque lo que hoy tenemos que reconocer es que las situaciones de seguridad no son homogéneas en el país”, dijo Vadés el pasado miércoles a periodistas.

El artículo 2 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) establece que los institutos electorales pueden pedir apoyo de autoridades federales, estatales y municipales para llevar a cabo sus actividades.

El IFE también ordenó a sus representantes en cada estado que contacten al secretario de Gobierno de cada entidad para definir las medidas de seguridad que se tomarán durante el proceso, al tiempo que establecerá estrategias para proteger a su personal.

Los capacitadores electorales —encargados de explicar a los ciudadanos seleccionados qué hacer como secretarios de casilla— no trabajarán de noche en localidades consideradas peligrosas.

“En virtud de que encontramos una situación de seguridad muy compleja en algunos estados y en algunas ciudades del país, estamos avanzando en otros elementos de nuestro trabajo para garantizar la seguridad, primero, de los ciudadanos que votarán el 1 de julio de 2012; después, de los ciudadanos que serán funcionarios de casilla”, dijo Valdés Zurita.

Trabajadores de medios exigen seguridad

En ese contexto, trabajadores de la radio y la televisión mexicanas criticaron este jueves al IFE porque —afirman— no los incluye en su protocolo de seguridad.

“La falta de diálogo y coordinación del IFE no sólo pone en riesgo al personal y las instalaciones de la radio y la televisión. También pone en riesgo las elecciones del 2012”, precisó en un comunicado la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) y tres sindicatos del ramo, STIRT, SITATYR y SIEMARM.

Los firmantes reprobaron que el IFE “solamente organice protocolos de seguridad para sus funcionarios y olvide garantizar la seguridad de las estaciones, trabajadores y comunicadores”.

Desde la reforma electoral de 2007, además, los medios electrónicos mantienen una relación tensa con el IFE. La reforma prohibió que partidos políticos y particulares puedan contratar tiempo aire en medios para emitir propaganda. Los anuncios de los partidos son administrados por el IFE y se transmiten en el tiempo que corresponde al Estado, lo que ha implicado una disminución en las ganancias de la radio y la televisión.

Publicidad
Publicidad