Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El juicio de los mexicanos acusados de narcotráfico en Malasia se aplaza

El proceso está detenido hasta que Tribunal Federal determine si se han violado o no los derechos de los detenidos, como asegura la defensa
mié 28 septiembre 2011 07:56 AM
Mexicanos-Malasia
Mexicanos-Malasia Mexicanos-Malasia

Una vez más, el juicio contra los tres mexicanos acusados de narcotráfico en Malasia fue aplazado, ahora hasta noviembre, por el Alto Tribunal de Kuala Lumpur, hasta que la Corte Federal decida si se han violado o no los derechos de los hermanos originarios de Sinaloa.

“La vista ha sido aplazada hasta el próximo 25 de noviembre”, indicó a la agencia EFE Kitson Foong, jefe de defensa de José Alfonso, José Regino y Simón González, quienes serían condenados a morir en la horca si son declarados culpables.

El juicio ha sido reprogramado en varias ocasiones, la más reciente el pasado 15 de agosto, y no puede reiniciarse hasta que el Tribunal Federal, última instancia judicial del país, dé su dictamen.

“Si el Tribunal Federal determina que se han violado sus derechos fundamentales, el juez tendrá que revisar todo el proceso”, explicó Foong.

La defensa de los mexicanos espera que la Fiscalía apele contra su petición para que el Tribunal Federal dictamine si durante el proceso judicial hubo hechos inconstitucionales, como manipulación de pruebas.

Sostiene que hay discrepancias entre el primer informe pericial sobre las sustancias químicas y el material que se encontró en el lugar donde detuvieron a los mexicanos y el que se presentó ante el Alto Tribunal de Kuala Lumpur.

Publicidad

Si los argumentos de la defensa son rechazados, los mexicanos seguirán su proceso ante el magistrado del Alto Tribunal,  Mohamed Zawawi, conocido por la frecuencia con que condena a pena de muerte .

La única pena para los culpables de narcotráfico en Malasia es la horca.

La policía sostiene que encontró material para elaborar metanfetaminas, precursores químicos y 29 kilos de droga en una bodega donde estaban los mexicanos el 4 de marzo del 2008.

Una tercera parte desapareció durante la custodia policial.

Otros dos mexicanos, considerados los líderes de la banda, fueron detenidos en una vivienda de lujo, pero fueron liberados y deportados por falta de pruebas.

Publicidad
Publicidad