Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Es muy difícil vivir con un vecino como Estados Unidos, afirma Calderón

El presidente mexicano llamó nuevamente al gobierno de Barack Obama a explorar otras alternativas legales para moderar el uso de drogas
jue 13 octubre 2011 02:10 PM
paso fronterizo entre nuevo laredo y texas
nuevo-laredo-frontera paso fronterizo entre nuevo laredo y texas

El presidente Felipe Calderón describió a Estados Unidos como un "vecino difícil" para convivir por su alto consumo de drogas y por sus niveles de exportación de armamento, de acuerdo con una entrevista que será publicada en la revista Time, y llamó nuevamente al gobierno de Barack Obama a explorar otras alternativas legales para moderar el uso de estupefacientes.

"Vivimos en un edificio donde mi vecino es el más grande consumidor de drogas en el mundo y todos quieren venderles drogas a través de mi ventana. Al mismo tiempo, es también el más grande exportador de armas en el mundo. Es muy difícil vivir con ese vecino", aseguró.

Sin mencionar la palabra "legalización", el mandatario se refirió a que Estados Unidos busque "diferentes regímenes legales" para que las drogas ilegales no sean un negocio para los narcotraficantes. 

"Quiero ver un análisis serio de las alternativas, y una de ellas es explorar los diferentes regímenes legales sobre las drogas. Aún en Estados Unidos, puedes ver estados donde la marihuana es... si eso no es legal, no entiendo que significa legal, ¿no? La marihuana tiene algun tipo de uso 'medicinal', por poner un ejemplo, ¿no?".

"Es como el uso 'médico' del tequila. Si tienes resfriado, te tomas uno o dos tequilas. No te quitará el resfriado, pero al menos se te olvidará, ¿no?".

Dijo que aunque México pueda meter a los criminales a la cárcel, tomar control de las estructuras de los cárteles y reconstruir el tejido social, si los estadounidenses no reducen la demanda o no reducen al menos las ganancias del mercado negro de las drogas, será imposible resolver el problema.

Publicidad

El presidente Calderón lanzó en el 2006 la Estrategia Nacional de Seguridad, en respuesta, según el gobierno, al incremento de la violencia producto de los enfrentamientos entre los cárteles que se disputan el control de las rutas de tráfico de drogas a Estados Unidos.

No fue sino hasta agosto pasado que Calderón pidió analizar "alternativas de mercado" ante la violencia.

Tras el asesinato de más de 50 personas en el casino Royale de Monterrey, Calderón pidió a Estados Unidos  que busque formas de que el tráfico no genere exorbitantes ganancias para los narcotraficantes . El mismo pedido  fue realizado nuevamente en la Asamblea General de las Naciones Unidas .

Migración y relacion bilateral

En cuanto al tema migratorio, el mandatario mexicano aseguró que el odio y la discriminación de la sociedad estadounidense, además del alto consumo

"Lo que puedo ver en la sociedad estadounidense es la semilla de la ira y la discriminación, y tengo serias preocupaciones sobre eso. Este sentimiento antimexicano en el aire es muy triste para nuestra relación bilateral", dijo Calderón  durante la entrevista con la revista Time , que será publicada en la edición del próximo 17 de octubre.

Puso como ejemplo la  ley de Arizona SB1070 , y citó  una investigación de la Universidad de Princeton , que muestra que el flujo de mexicanos a Estados Unidos “no solo está en su punto más bajo, es casi de cero”.

El pasado seis de octubre, durante un foro realizado por el semanario The Economist, dijo que las leyes antiinmigrantes "son muy preocupantes" por lo que se debe de "hacer un esfuerzo por revertirlas", las cuales "son reflejo de un sentimiento antimexicano, que se ha cultivado en la sociedad americana por grupos radicales, por medios radicales, por periodistas".

El presidente afirmó que la baja en el flujo migratorio lo han propiciado el incremento de seguridad estadounidenses y la generación de oportunidades en México.

"Hemos creado casi 100 nuevas universidad. Este año, o durante el comienzo del próximo, alcanzaremos la cobertura universal de salud", afirmó, lo cual podría ser beneficioso para los estadounidenses que no pueden cubrir los costos de salud en su país.

"Tenemos una potencial situación donde ambos ganamos. Nosotros ganamos trabajos, y los estadounidenses reducirán esos locos costos por servicios médicos", dijo Calderón sobre la posibilidad de que se dispare el flujo de estadounidenses que busquen atención médica en México.

Publicidad
Publicidad