Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El PRI presenta una queja contra Calderón ante la autoridad electoral

Exige al Instituto Federal Electoral sancionar al presidente por presuntamente violar el principio de imparcialidad de los funcionarios
mar 18 octubre 2011 06:25 PM
Felipe Calderón
Felipe Calderón Felipe Calderón

El opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) presentó ante la autoridad electoral una queja contra el presidente de México, Felipe Calderón, por las declaraciones que el mandatario hizo recientemente al diario estadounidense The New York Times, en las que afirmaba que un sector del priismo analiza pactar con el crimen .

La queja, entregada este martes al Instituto Federal Electoral (IFE), señala que, con sus dichos, Calderón cometió un acto anticipado de campaña y violó el principio de imparcialidad que deben guardar los funcionarios públicos, por lo que debe ser sancionado, reportó la agencia Notimex citando el documento.

El proceso electoral de 2012 comenzó el pasado 7 de octubre. El 1 de julio próximo se realizarán las elecciones federales para renovar la Presidencia, el Senado y la Cámara de Diputados.

La queja del PRI, además, exige sanciones contra el gobernante Partido Acción Nacional (PAN), en el que milita Calderón, bajo el argumento de que al no deslindarse de sus declaraciones las avaló, indicó Notimex.

Tras la publicación de la entrevista en The New York Times, la dirigencia priista demandó que Calderón presente pruebas de sus acusaciones o se retracte . La Presidencia de la República aseguró que los comentarios se produjeron a pregunta expresa del reportero del diario y no pretendían abarcar a todo el PRI, mientras el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, pidió a los priistas no exagerar el hecho.

El lunes, los dos aspirantes a la candidatura presidencial priista, Enrique Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones, rechazaron las declaraciones de Calderón . Peña Nieto, exgobernador del Estado de México, dijo que el PRI no caerá en “provocaciones” y Beltrones, líder de los senadores priistas, calificó de “golpes” las palabras del presidente.

Publicidad

La vocera de la Presidencia, Alejandra Sota, negó este martes que el gobierno federal intente ejecutar una “guerra sucia” contra el PRI de cara a las elecciones del próximo año y que el mandatario haya cometido alguna falta.

“El presidente se refería exactamente a una alusión que hizo un exgobernador de Nuevo León del PRI y evidentemente no hay ahí ningún delito que yo pueda encontrar”, dijo la portavoz a la emisora Radiofórmula. Según esa versión, los dichos de Calderón se referían a comentarios de Sócrates Rizzo, exgobernador priista que hace unos meses señaló que el partido establecía pactos con el narcotráfico.

Este caso se desarrolla mientras los partidos políticos definen los procesos para elegir a sus candidatos presidenciales. El PRI, de acuerdo con las encuestas, es la fuerza política mejor ubicada antes de los comicios.

Los acuerdos en el Congreso, en riesgo

La bancada del PRI en la Cámara de Diputados advirtió que las declaraciones de Calderón pueden dificultar los acuerdos parlamentarios, en momentos en que se discuten temas como el nombramiento pendiente de tres consejeros del IFE y el presupuesto de 2012.

“Si todos nos vamos a pasar acusándonos de una cosa u otra, lo único que estamos haciendo es tensar las relaciones entre nosotros mismos y hacer inútil e improductivo el trabajo que tenemos que hacer conjuntamente”, dijo a CNNMéxico el líder de los diputados priistas, Francisco Rojas.

“Si aquí se enrarece el ambiente, si las declaraciones que se hacen tensan el ambiente, evidentemente las negociaciones, ya de por sí delicadas y difíciles, se van a volver peor de difíciles y delicadas”, agregó.

Armando Ríos Piter, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara baja, y militante del opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD), llamó a que los partidos resuelvan sus diferencias políticas fuera del ámbito legislativo, a fin de no entorpecer el trabajo del Congreso.

Imelda García Velázquez contribuyó con este reporte.

Publicidad
Publicidad