Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Mi hermano tendrá que probar su inocencia, afirma el alcalde de Monterrey

Fernando Larrazabal confía en que el juez habrá de aplicar la justicia en el caso de Jonás, consignado por chantaje e ingresado a un penal
mié 19 octubre 2011 07:59 PM
Fernando Larrazabal Monterrey
Fernando Larrazabal Monterrey Fernando Larrazabal Monterrey

El alcalde panista de Monterrey, Fernando Larrazabal , dijo este miércoles que las acusaciones por chantaje que enfrenta su hermano Jonás no tienen nada que ver con su administración.

“El gobierno municipal de Monterrey es ajeno al resultado de la denuncia que hoy se presenta de manera formal. Eso para nosotros confirma lo que hemos dicho desde el primer día que se iniciaron las averiguaciones del casino Red: el gobierno municipal de Monterrey actuó y seguirá actuando apegado a derecho en ese y todos los actos de combate a la ilegalidad”, afirmó el funcionario en una rueda de prensa.

Las declaraciones del alcalde se produjeron horas después de que Jonás Larrazabal fuera consignado ante un juez acusado de chantaje e ingresado al penal de Cadereyta, en el norteño estado de Nuevo León.

“Ahora tendrá la defensa de Jonás, con evidencias y documentos, que demostrar si la verdad que ellos dicen se mantiene”, dijo el presidente municipal.

“Yo tengo confianza de que la verdad se habrá de encontrar y que el juez con evidencias habrá de aplicar la justicia”, añadió.

El hombre fue detenido desde inicios de septiembre por su presunta relación con irregularidades en los casinos de Monterrey, capital neoleonesa. Su arraigo ocurrió luego de que fueran difundidos videos en los que aparece recibiendo dinero en algunas casas de apuesta de la ciudad.

Publicidad

El presidente municipal afirma que las imágenes fueron publicadas como parte de una campaña del empresario Sergio Gil en su contra, en represalia por la clausura del casino Red. También asegura que su gobierno, que comenzó en 2009, ha actuado apegado a la ley en la regulación de los centros de juego.

“El gobierno municipal de Monterrey actuó y seguirá actuando apegado a derecho en ese y en todos los actos de combate a la ilegalidad”, dijo.

“Yo siempre tuve la convicción, siempre tuve la certeza de que el gobierno municipal de Monterrey ha actuado a lo largo de dos años aplicando reglamentos, leyes, combatiendo la ilegalidad, y que en el caso del casino Red, mi gobierno actuó en todo momento apegado a derecho”, agregó.

Larrazabal, militante del Partido Acción Nacional (PAN), ha sido criticado por políticos de otros partidos y ciudadanos desde el ataque al casino Royale de Monterrey, en el que murieron 52 personas, y su hermano fue vinculado con extorsiones a casas de apuesta.

El PAN, incluso, lo exhortó a separarse temporalmente del cargo mientras se realizan las investigaciones contra su hermano, pero el edil se negó.

Ante la negativa de Larrazabal a aceptar ese llamado, el PAN inició un proceso de sanción para suspenderle los derechos como militante durante tres años .

La posible sanción contra Larrazabal es analizada actualmente por la Comisión de Orden panista .

Publicidad
Publicidad