Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

"Mi confianza en la elección del PAN no es un cheque en blanco": Creel

El aspirante presidencial espera que la selección del candidato se desarrolle con normalidad, pero advierte que señalará las irregularidades
vie 28 octubre 2011 11:23 AM
Santiago Creel
Santiago Creel Santiago Creel

Santiago Creel , aspirante a la candidatura presidencial, espera que el proceso para elegir al abanderado de su partido se realice con normalidad, pero advierte que su confianza no es “un cheque en blanco”.

A sus 56 años, busca por segunda vez la nominación del Partido Acción Nacional (PAN), que gobierna México desde el 2000. Reconoce que en 2005, cuando Felipe Calderón lo derrotó en la elección interna de ese partido, cometió “errores” como mantenerse alejado de los militantes, aunque dice que esa “experiencia acumulada” lo hace un contendiente más fuerte.

En esta ocasión, Creel compite contra dos excolaboradores de Calderón: Josefina Vázquez Mota , secretaria de Educación Pública de 2006 a 2009 y luego líder de los diputados panistas, y Ernesto Cordero , titular de Hacienda entre diciembre de 2009 y septiembre pasado.

A mediados de octubre, el PAN anunció que seleccionará a su candidato presidencial en febrero, en un proceso en el que sólo  podrán participar los panistas . De acuerdo con la dirigencia del partido, el padrón está conformado por un millón 795,933 personas, 308,031 miembros activos y un millón 487,902 adherentes.

En entrevista con CNNMéxio, Creel señaló que confía en el padrón de su partido, “sin que esto sea un cheque en blanco”. “Voy a ir viendo, y si algo brota en el camino lo iré señalando y corrigiendo. Estamos con un padrón que no ha sido depurado. Tiene una serie de defectos, pero no por eso lo quiero yo descalificar”, dijo.

Abogado, exconsejero ciudadano del Instituto Federal Electoral (IFE), exdiputado federal, exsecretario de Gobernación y hoy senador con licencia, asegura ser un aspirante competitivo, “independiente” de los grupos que existen en el PAN —refiere el del presidente Felipe Calderón y el del expresidente Vicente Fox — y cercano a la militancia.

Publicidad

Creel ha dedicado los últimos meses a recorrer el país y establecer vínculos con los panistas de todo el país. “(En 2005) no me dio tiempo, cuando yo era secretario de Gobernación, para enraizarme dentro del PAN, esa es mi fortaleza (ahora)”, dijo.

Algunas encuestas ubican a Vázquez Mota, la única mujer aspirante a la presidencia, como la política más popular entre los panistas. Sin embargo, Creel afirma que el promedio de todas las encuestas elaboradas por las principales empresas del país lo colocan “cuando menos 10 puntos arriba” de ella, “y no digamos de Ernesto Cordero”.

“Yo lo que digo es que sean los militantes los que decidan (el candidato); estoy en contra de la línea (instrucciones de un superior), lo que decida una persona no importa, la regla es la democracia y es lo que espero que prevalezca dentro del partido”, dijo.

Entre la continuidad y el cambio

El PAN busca ganar la Presidencia por tercera ocasión, aunque las encuestas favorecen al Partido Revolucionario Institucional (PRI), que tuvo el poder durante 71 años.

Creel afirma que un eventual regreso del PRI al gobierno representaría un “brinco hacia atrás” para el país —porque el priismo adoptaría políticas que acabarían con la estabilidad económica y endeudarían al país como en la década de 1970—, pero asegura que el PAN logrará revertir la desventaja mostrada actualmente en las encuestas de intención de voto.

En sus propuestas para México plantea dar continuidad a algunos programas ejecutados por el PAN durante los últimos 11 años, así como realizar un “cambio importante” en áreas como la estrategia de seguridad, que desde diciembre de 2006 recurre a las Fuerzas Armadas para enfrentar a la delincuencia.

“No podemos buscar cambiar algo que está haciéndose bien. Tener finanzas públicas sanas nos está permitiendo enfrentar adecuadamente las crisis económicas que han venido de fuera”, dijo, al resaltar uno de los aspectos que considera positivos del gobierno de Calderón.

“Pero hay que hacer más para que la economía no sólo esté estable sino que crezca, hay que promover inversiones, abrir mercados, impulsar un nivel de productividad de nuestra economía profesionalizándola, mejorar lo que son las inversiones en capital humano, tanto en capacitación como en educación”, agregó.

En materia de seguridad, sostiene que la actual estrategia ya “terminó su ciclo”, que la lucha contra el crimen organizado debe concentrarse en una sola institución similar a la agencia antidrogas estadounidense (DEA, por sus siglas en inglés) y que el combate frontal debe focalizarse en las “fuentes primarias de la violencia”: las cárceles, los municipios con mayor presencia delictiva y las zonas de cultivo de droga.

“Que esa especie de DEA mexicana sea la que se encargue de hacer el combate de manera directa al crimen organizado. (…) Esto está muy dividido, muy fragmentado, un día es el Ejército, otro día es la Marina, otro la Secretaría de Seguridad Pública, la Policía Federal o la PGR (Procuraduría General de la República). Hay tal dispersión que  no se puede orientar una estrategia”, declaró Creel.

“(Esa nueva dependencia) permitiría establecer un programa de transición de las Fuerzas Armadas a sus cuarteles, sin dejar de hacer lo que están haciendo”, dijo. “Se cierra un ciclo, se tiene que aprender de la experiencia, pero tiene que haber un cambio”.

Publicidad
Publicidad