Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Michoacán refuerza la seguridad tras el asesinato de un alcalde en campaña

El gobierno federal y estatal buscarán "garantizar el orden" de cara a las elecciones estatales del 13 de noviembre
jue 03 noviembre 2011 06:38 PM

Un día después del asesinato del alcalde de La Piedad, Ricardo Guzmán Romero , los gobiernos federal y estatal anunciaron que reforzarán la seguridad en el estado de Michoacán, que realizará elecciones locales el próximo 13 de noviembre.

El secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, y la vocería del gobierno michoacano, anunciaron la medida la tarde de este jueves. Durante el mediodía, Blake se reunió con el gobernador, Leonel Godoy, y líderes partidistas en el estado, para discutir las acciones a tomar para localizar a los responsables del crimen y de cara a los comicios, en los que se renovará el gobierno estatal, 40 asientos en el Congreso local y 113 ayuntamientos.

“El gobierno federal, en coordinación con el gobierno del estado de Michoacán, dispondrá de todos los medios legales e institucionales necesarios para garantizar la seguridad y el orden antes, como lo dijimos, durante y posterior a las elecciones del próximo 13 de noviembre”, dijo Blake Mora a periodistas.

“Y no debe propiciar duda alguna en la población michoacana sobre la determinación que el gobierno federal tiene para restablecer el orden y la seguridad en todo el territorio de Michoacán, precisamente por las afectaciones a la tranquilidad y la paz que los grupos delincuenciales estaban causando y causan a la ciudadanía”, agregó.

El asesinato de Guzmán Romero fue condenado por todas las fuerzas políticas y la dirigencia del PAN llamó este jueves a los ciudadanos a no dejarse amedrentar por los delincuentes y salir a votar el 13 de noviembre .

La Procuraduría General de la República (PGR) inició una investigación del caso y colabora en la indagatoria de la procuraduría michoacana, de acuerdo con un reporte de la agencia Notimex.

Publicidad

Michoacán, en el suroeste mexicano, tiene una población de 4.3 millones de habitantes. Es una de las entidades más violentas del país debido a la actividad del crimen organizado. Fue el primer estado donde, al inicio de su mandato, el presidente Felipe Calderón lanzó una serie de operativos anticrimen apoyados en las Fuerzas Armadas.

Mientras que familiares, amigos y compañeros de partido velaban el cuerpo de Guzmán Romero, una agrupación de alcaldes exigió a las autoridades federales frenar la violencia contra los funcionarios municipales.

“Si los representantes populares caen abatidos por el crimen organizado, ¿qué seguridad pueden tener las familias mexicanas?”, expresó Angélica Araujo, presidenta de la Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm), en un comunicado citado por la agencia EFE.

“(Es) insostenible el clima de terror que se registra en municipios, ciudades y estados del país”, añadió Aruajo, alcaldesa del municipio de Mérida, en el estado sureño de Yucatán.

Con la muerte de Guzmán Romero, suman 19 los alcaldes mexicanos que han sido asesinados entre 2010 y 2011 . También han sufrido atentados otros funcionarios municipales, como secretarios de Seguridad y jefes de policía.

México tiene 2,440 municipios y, en la Ciudad de México, 16 delegaciones políticas. No todas las administraciones locales cuentan con policías y, según analistas, algunas de las que sí tienen se enfrentan con poca capacidad de respuesta al crimen o agentes corruptos.

Publicidad
Publicidad