Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

México carece de protocolos de seguridad para el viaje de autoridades

Ninguna ley o protocolo restringe que los altos funcionarios mexicanos se trasladen en un mismo transporte
vie 11 noviembre 2011 05:06 PM
avion presidencial vuelos juntos
cuao-avion-presidencial avion presidencial vuelos juntos

El  fallecimiento del secretario de Gobernación , José Francisco Blake Mora, y siete personas más en un accidente aéreo en el sur de la capital mexicana pone en relevancia el hecho de que en México no existe una legislación o protocolo que impida a funcionarios de alto nivel volar en una misma aeronave, como sucede en otros gobiernos del mundo, para preservar la integridad del gobierno y de quienes toman decisiones. 

“Es un grave problema, en los protocolos no está establecido que el presidente o su gabinete, incluso integrantes del Poder Legislativo o Judicial, no viajen en el mismo vehículo”, señala Mireille Roccatti, investigadora de la Maestría de la Escuela de Graduados en Administración Pública y Políticas Públicas EGAP del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México.

En entrevista con CNNMéxico, Rocatti explica que parte de este problema, puede deberse a un “ahorro”, sin tomar en cuenta los riesgos que en un escenario probable pueden presentarse. 

“En muchas ocasiones, el mandatario viaja con parte de su gabinete, ya sea por cuestiones de trabajo o de economía. Hay que recordar que el desplazamiento de un avión no es nada barato, el combustible es caro; pueden existir muchas razones, pero este tipo de ahorro es mal entendido”, explica la expresidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

El capitán Miguel Ángel Valero, del Colegio de Pilotos Aviadores de México, asegura que no existe una ley que impida que funcionarios públicos vuelen en la misma aeronave, pero sí ciertas reglas de aviación. 

La ley decretada en el sexenio de Luis Echeverría establece que el presidente no puede viajar en un avión comercial y que los pilotos al mando de las aeronaves presidenciales deben contar con la misma experiencia que la de un piloto comercial.

Publicidad

“Los pilotos están adiestrados para volar con gente, con cargamento, sin importar si son vuelos comerciales, privados o institucionales. La prioridad de los pilotos es realizar un viaje seguro, en condiciones óptimas”, explica el presidente del Colegio.

Al menos una vez al año deben someterse a exámenes para revalidar su licencia de vuelo, explica Valero. Para las aeronaves existen dos tipos de mantenimiento: el preventivo, cada 300 horas de vuelo, y por calendario, cada tres meses.

El  helicóptero en el que viajaba el secretario Blake Mora  era una aeronave denominada Súper Puma, de fabricación francesa, con matrícula TPH-06, fabricado en 1987 y con 24 años en servicio. Pertenecía a la Fuerza Aérea Mexicana y se usaba para el transporte de la presidencia de la República y de las secretarías de gobierno. Otros tres funcionarios de la Secretaría de Gobernación y cuatro miembros de la Fuerza Aérea Mexicana  también murieron en el accidente  de este viernes. 

Otros  funcionarios de alto nivel han fallecido en accidentes de aeronaves  en el país. Juan Camilo Mouriño, quien ocupaba la misma posición de Blake Mora, perdió la vida al desplomarse el avión en el que viajaba sobre calles de la Ciudad de México. El entonces subprocurador de la Procuraduría General de la República, José Luis Santiago Vasconcelos, falleció en el siniestro. 

Guillermina Ortiz contribuyó en este reporte. 

Publicidad
Publicidad