Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Deudos de víctimas de Royale critican resultados del peritaje

Parientes de algunas víctimas dicen que autoridades no dieron una versión congruente sobre las salidas de emergencia que había en el lugar
mié 07 diciembre 2011 04:06 PM
Casino Royale
Casino Royale Casino Royale

Los resultados del peritaje sobre las causas del incendio del Casino Royale, los cuales concluyeron que era inevitable la tragedia en la casa de apuestas, generaron inconformidad entre algunos de los familiares de las 52 personas que murieron ahí.

Edilberto Martínez, hermano de Eduardo Enrique Martínez, fallecido en el atentado del 25 de agosto, considera las conclusiones como "una burla", porque el peritaje determinó que no hay responsabilidad penal para las autoridades estatales o municipales que autorizaron la casa de apuestas, ni para los dueños del inmueble que parcialmente cumplieron con las medidas de seguridad.

"Pasaron más de 100 días (del atentado)  y todos (autoridades y dueños) salieron exonerados, no hay culpables", dijo el deudo, en entrevista con CNNMéxico.

Edumundo Jiménez, viudo de Rosa María Ramírez, descalificó lo que señalaron el procurador del estado, Adrián de la Garza, y el titular de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), José Cuitláhuac Salinas, sobre que el establecimiento contaba con ocho puertas de emergencia, porque no es congruente con lo que le manifestaron los bomberos el día del atentado.

"(Los bomberos) hablaron de puertas insuficientes, hablaron de una puerta simulada que casi fue arrancada por personas que trataron de escapar por ahí y que en la parte de atrás había un muro", aseguró.

El bombero Juan Enrique Guerrero, quien participó en las labores de rescate, dijo en una entrevista con CNNMéxico que solo había una salida de emergencia habilitada en el inmueble y que otras estaban obstruidas por máquinas tragamonedas.

Publicidad

Jiménez reconoce el hecho de que las autoridades hayan detenido a 16 de los 18 implicados directamente en el ataque, como se dio a conocer este martes, pero considera que eso no justifica el incumplimiento de las medidas de seguridad en el establecimiento.

Entre los presuntos responsables aprehendidos hay cuatro menores de edad, un policía estatal y un presunto líder que planeó el ataque. Las autoridades anunciaron este martes que otros dos autores intelectuales, Francisco Medina Mejía, El Quemado, y Baltazar Saucedo Estrada, El Mataperros, siguen prófugos.

José Francisco Tamayo, viudo de Sofía de la Peña, tampoco está de acuerdo con el dictamen pericial, pues dice que las medidas de seguridad debían cumplir con los estándares nacionales. "Es decepcionante, no tan solo para nosotros, sino para toda la sociedad", señaló.

"Eso denota realmente que estamos en una hegemonía total", comentó Luis Javier Nava, hijo de Elizabeth Walss, víctima del ataque.

El gobierno federal asegura que el atentado fue una represalia de Los Zetas contra los dueños de la casa de apuestas, quienes se negaron a pagar una extorsión. Los involucrados declararon que solo querían darles "un susto", según el gobernador Rodrigo Medina.

CNNMéxico consultó al ayuntamiento de Monterrey su postura oficial sobre el resultado del peritaje, pero el personal de Comunicación Social rechazó emitir comentarios.

El alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, dijo ante medios el día del incendio que el casino no cumplía con las reglas municipales de desarrollo urbano y de ampliación del establecimiento.

"Yo no tengo elementos técnicos como para poder debatir o en otro sentido dar una opinión toda vez de que no tenemos nosotros al personal capacitado para hacer esos peritajes, yo tengo que confiar en las instituciones", dijo el funcionario.

"Yo espero que el propio gobierno del estado y el gobierno federal, a través de ambas procuradurías, puedan continuar con los responsables de esa tragedia donde 52 personas inocentes perdieron la vida en ese local", agregó.

La Procuraduría General de la República (PGR) indicó en un comunicado que mantiene abierta una investigación para determinar si funcionarios federales incurrieron o no en irregularidades para otorogar al casino Royale la licencia con la que operaba.

Publicidad
Publicidad