Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El gobierno de Guerrero no descarta un intento de "desestabilización"

Mientras la PGR anunció que investigará los hechos, Ángel Aguirre no descartó un intento de "desestabilizar" a su gobierno
mié 14 diciembre 2011 04:53 PM
Enfrentamiento en Guerrero
Enfrentamiento en Guerrero Enfrentamiento en Guerrero

El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, pidió este miércoles que en la investigación del enfrentamiento entre policías y estudiantes ocurrido el lunes pasado — en el que murieron dos alumnos — no se descarte la hipótesis de que el hecho fuera provocado para “desestabilizar” a su gobierno.

“Que se vaya más allá (en las indagatorias), porque en esto también pudo haber autorías intelectuales”, dijo Aguirre en conferencia de prensa. “¿Quiénes pudieran haber estado interesados en que mi gobierno entrara en desestabilización?”.

La Procuraduría General de la República (PGR) atrajo la investigación de los hechos en los que murieron dos estudiantes de la escuela normal Raúl Isidro Burgos, informó la Secretaría de Gobernación (Segob).

La dependencia realizará las labores periciales para determinar cómo se dieron  los enfrentamientos en la Autopista del Sol, así como la investigación de probables delitos federales y ataques a las vías de comunicación, indicó la Segob en un comunicado.

Aguirre, quien asumió el cargo en abril, aseguró que él es “el más interesado” en que se investiguen y aclaren los hechos para que el caso “no quede en impunidad”. La muerte de los estudiantes que protestaban en la Autopista del Sol ha sido condenado por sus compañeros y ciudadanos .

Humberto Salgado, secretario de Gobierno del estado, informó que hasta ahora hay 10 policías detenidos por su presunta participación en el enfrentamiento. Cinco de ellos son agentes preventivos y los otros cinco son ministeriales.

Publicidad

El gobernador sostuvo que él no ordenó la presencia de ministeriales en el lugar ni que los agentes dispararan contra los manifestantes, alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

“Es un hecho que no debía haber sucedido”, dijo Aguirre. “Reitero mi compromiso por que se haga justicia”.

Tras el incidente, el gobernador cesó al procurador Alberto López Rosas y al secretario de Seguridad Pública estatal, Ramón Almonte, a fin de “facilitar las investigaciones” del caso. 

Compañeros de los estudiantes muertos — cuyos cadáveres fueron sepultados este miércoles — exigen la renuncia de Aguirre y afirman que en el sitio del enfrentamiento hubo hombres vestidos de civil usando armas, e incluso francotiradores.

El gobernador negó que tuviera la intención de cerrar la escuela normal o que hubiera rechazado dialogar con su comunidad.

A través de la PGR, el gobierno federal intervino en el caso. La dependencia investiga desde el lunes si las armas en poder de los ministeriales fueron las que mataron a los alumnos.

Publicidad
Publicidad