Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Zedillo alega inmunidad en EU contra la demanda por la matanza de Acteal

El exmandatario mexicano argumenta que su estatus de exjefe de Estado impide que sea procesado por la muerte de 45 indígenas en Chiapas
vie 06 enero 2012 08:16 PM
Ernesto Zedillo
Ernesto Zedillo Ernesto Zedillo

El expresidente mexicano Ernesto Zedillo argumentó en un documento judicial entregado este viernes a tribunales de Estados Unidos que su estatus como exmandatario le da inmunidad e impide que sea procesado por la masacre de Acteal, de 1997, cuando 45 personas fueron asesinadas en esa localidad del sureño estado de Chiapas.

Zedillo, que trabaja como académico en la Universidad de Yale en New Haven, Connecticut, entregó el texto a la Corte de Distrito de Hartford.

El expresidente, que gobernó México entre 1994 y el 2000, negó las acusaciones de que su administración haya sido responsable en alguna forma por la masacre.

"Estas acusaciones anónimas de que el presidente Zedillo fue cómplice de alguna forma en los eventos de Acteal carecen de fundamento y son indignantes", señala el texto.

"El ataque de diciembre de 1997 en Acteal fue una tragedia. Pero esa tragedia no fue resultado de una conspiración del gobierno federal en México, ni fue pensada por el entonces presidente Zedillo".

El texto agrega que Zedillo "heredó el conflicto en Chiapas del gobierno anterior".

Publicidad

Los demandantes , familiares de las víctimas y sobrevivientes que se han mantenido en el anonimato, presentaron la denuncia contra Zedillo en septiembre y exigen 50 millones de dólares para reparar los daños ocasionados por la matanza, según documentos de la corte.

Los asesinatos ocurrieron el 22 de diciembre de 1997 y están considerados entre los incidentes más brutales del conflicto armado que inició tres años antes en el sur de México, cuando los rebeldes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) se levantaron en demanda de más derechos para los pueblos indígenas.

En 1999, un reporte de las Naciones Unidas indicó que los crímenes "ocurrieron en un contexto de viejas disputas, frecuentemente por la propiedad de la tierra, que por décadas han dividido a las comunidades indígenas de la zona".

También identificó divisiones "luego exacerbadas por tensiones políticas y religiosas en Chiapas, derivadas de la confrontación entre el gobierno y grupos opositores, en particular el EZLN".

El reporte señaló que los enfrentamientos entre los partidarios del gobierno y los del zapatismo "reclamaron un alto número de víctimas en la región" a lo largo de la década de 1990.

La administración de Zedillo, según analistas, transcurrió en lo que usualmente se describe como un periodo de transición política, previo al fin del régimen del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que duró 71 años hasta la victoria de Vicente Fox, del Partido Acción Nacional (PAN), en las elecciones presidenciales del 2000.

Publicidad
Publicidad