Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La coalición con Verde y Nueva Alianza 'detona' la molestia entre priistas

Militantes priistas han manifestado inconformidad por la asignación de candidaturas al Senado y a la Cámara de Diputados en varios estados
jue 19 enero 2012 06:05 AM
Peña Nieto-Coldwell
Peña Nieto-Coldwell Peña Nieto-Coldwell

La coalición que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) conformó con los partidos Nueva Alianza (Panal) y Verde Ecologista de México (PVEM) para las elecciones federales de julio próximo ha causado molestia entre los militantes priistas de más de 10 estados, de acuerdo con integrantes y exintegrantes del partido.

Esa inconformidad tuvo su más reciente episodio esta semana, cuando la senadora María Elena Orantes renunció al PRI en protesta por la manera en que la coalición asignará candidaturas al Senado y a la Cámara de Diputados, en particular en su estado natal, Chiapas, en el sur del país.

Orantes afirma que, en un "acuerdo cupular" —es decir, sin tomar en cuenta a la militancia priista—, los dirigentes del partido cedieron al PVEM y al Panal las candidaturas al Congreso correspondientes a Chiapas y la candidatura a gobernador, y que repitieron ese esquema en otras entidades.

"En un acto de congruencia, a partir de noviembre expresé mi desacuerdo y mi molestia", dijo Orantes a CNNMéxico. "No se respeta a los actores políticos chiapanecos ni a los cuadros. ¿Por qué premiar a un partido minoritario?".

Tras recibir la renuncia de Orantes, el PRI señaló en un comunicado este lunes que "lamenta su decisión", pero cuestionó sus argumentos.

"En el partido no han iniciado formalmente las pláticas y acuerdos para definir las candidaturas", indicó el mensaje. "El CEN (Comité Ejecutivo Nacional) del PRI no impone candidaturas".

Publicidad

Orantes, quien había manifestado su intención de ser candidata al gobierno de Chiapas, sostiene que el PRI entregó esa candidatura al PVEM y que ese pacto "tardará poco tiempo en darse a conocer". Agregó que no descarta la posibilidad de buscar competir por el gobierno estatal, pero declinó dar detalles.

Al respecto, el dirigente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, dijo este miércoles en conferencia de prensa que la renuncia de Orantes fue "precipitada", porque el proceso para elegir al candidato priista en Chiapas no ha comenzado, y que la senadora "ya tiene un acuerdo" con el precandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador para que el Partido de la Revolución Democrática (PRD), de izqueirda, la presente como su abanderada.

El área de prensa del PRD no emitió comentarios sobre posibles acercamientos entre el partido y la legisladora.

El PRI reconoce "inconformidad"

Además de Orantes, otros militantes del PRI que han expresado descontento con la coalición con el PVEM y el Panal son el senador Francisco Labastida, candidato presidencial priista en el 2000, e Ignacio Mier Velasco, exdirigente del partido en el central estado de Puebla.

En noviembre, Labastida declaró a la emisora MVS Noticias que la dirigencia del PRI "está preocupándose más por hacer alianzas con PVEM y Panal que (por) lograr la unidad interna del partido". Mier Velasco señaló que la coalición causó molestia entre militantes priistas de estados como Jalisco, Guerrero, Coahuila, Sinaloa, Veracruz, Puebla y la Ciudad de México, la capital.

"En mi opinión personal, la alianza entre el PRI y el Panal no le da (al priismo) una ventaja electoral", dijo Labastida a CNNMéxico. "El desprestigio de La Maestra ( Elba Esther Gordillo , líder del sindicato de maestros y cofundadora del Panal) no nos ayuda como imagen, como partido".

Según Labastida, los militantes priistas molestos "están concentrados en dos estados, Chiapas y Sinaloa (su entidad natal), no se extienden a todo el país".

"Pedro Joaquín está muy consciente de los problemas", dijo el senador. "Está tratando con un problema heredado".

El origen de la alianza

La coalición fue firmada en noviembre , cuando Humberto Moreira dirigía al PRI, y estipula que los tres partidos compitan en coalición "total" en los comicios presidenciales y "parcial" en los legislativos.

Según ese convenio, el PRI, el Panal y el PVEM irán aliados en 126 de las 300 diputaciones en disputa; de ellas, 72 candidaturas serán para priistas, 30 para el Verde y 24 para el Panal. En la contienda para el Senado, se aliaron para 20 asientos: 11 para el PRI, cuatro para el Panal y cinco para el PVEM.

Coldwell reconoció la semana pasada que "en algunas regiones ha habido inconformidad" por el reparto de candidaturas, aunque afirmó que en otras zonas los mismos militantes priistas "nos han pedido ampliación de coaliciones".

"Estamos en un proceso de diálogo con nuestra militancia sobre estos temas y de evaluación de las alianzas. No podemos anticipar todavía nada al respecto", dijo.

El área de prensa del Panal informó a CNNMéxico que, de momento, el partido no tiene una postura sobre la inconformidad de Orantes y de militantes priistas, mientras el senador Arturo Escobar, vocero del PVEM, no pudo ser contactado de manera inmediata.

En 2011, el PRI, el PVEM y el Panal se aliaron y ganaron por más de 30 puntos la elección para gobernador en el central Estado de México , un proceso considerado la antesala de los comicios presidenciales de julio. Este 15 de enero acordaron competir juntos en la elección para gobernador de Tabasco .

Publicidad
Publicidad