Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

En Chiapas prometen seguir el legado del obispo emérito Samuel Ruiz

Indígenas recuerdan al obispo que fue pieza clave en la pacificación de Chiapas tras el levantamiento armado del EZLN a un año de su muerte
mié 25 enero 2012 03:52 PM
samuel ruiz
samuel ruiz samuel ruiz

Integrantes de la diócesis de San Cristóbal de las Casas se comprometieron a continuar el trabajo iniciado por el obispo Samuel Ruiz , para cambiar las situaciones de inequidad e injusticia social, y la “insultante y continua pobreza” que afecta al país.

Cientos de laicos y religiosos integrantes de la Diócesis de San Cristóbal, llevaron a cabo una ceremonia en la Catedral de la Paz, en donde recordaron a Tatik (padre en tzeltal) Samuel Ruiz, en el primer aniversario de su fallecimiento .

Indígenas de las etnias tzeltal, tzotzil, tojolabal y chol, estuvieron presentes en la ceremonia, donde compartieron rituales indígenas, con los de la Iglesia Católica. Presidieron los actuales obispos de San Cristóbal, Felipe Arizmendi y David Díaz, y el presidente del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, el Obispo de Saltillo, Coahuila, Raúl Vera López.

En la homilía con la que también recordaron que este 25 de enero Samuel Ruiz cumpliría 52 años de haber llegado a Chiapas , Gonzalo Ituarte, quien fue vicario de la diócesis, recordó el proceso de sensibilización que tuvo el obispo a su llegada a Chiapas, y que lo llevó a acompañar de manera activa a los pobladores de la región, en sus acciones para mejorar sus condiciones de vida.

“Tatik, ¿qué había en tu corazón para sostenerte en la búsqueda del verdadero camino? Muchas veces hablaste de tu encuentro y del dolor que te causó las condiciones en las que se encontraba el pueblo; estuviste cargado de dudas pero optaste por el pobre y tuviste una verdadera conversión para iniciar otro camino. Te convertiste en caminante y nos dejaste la enseñanza para aceptar el reto diario de la propia conversión”, señaló Ituarte, una de las personas más cercanas al Obispo.

El clérigo sostuvo que actualmente los pueblos indígenas siguen en busca de la libertad y justicia. “Hoy que estamos llenos de noticias funestas. ¿Cómo desterrar la corrupción y terrible violencia que está destrozando nuestra patria? Necesitamos trabajar juntos y comprometernos en una lucha directa contra todas estas lacras que nos destruyen y deshumanizan. Tenemos que gritar que Cristo está con nosotros, y nos hace comprometernos a todo en la construcción para cambiar esta situación”.

Publicidad

Gonzalo Ituarte explicó que ahora que muchos descubren que los indígenas tarahumaras están muriendo de hambre, “hubo acciones de solidaridad con más propaganda que efectividad. Pero no es con migajas que se pueden cambiar las estructuras injustas. Hay hambre, miseria e injusticia no solo en la Tarahumara, hay en la selva de Chiapas, en la sierra, en todo el continente y en México diariamente hay personas que mueren de hambre”.

Al final de la liturgia, Gonzalo Ituarte sostuvo que no pueden ser verdaderos profetas seguidores de la obra de Samuel Ruiz, “si no luchamos por una vida digna para todos los seres humanos”.

Más tarde, feligreses, integrantes de la Diócesis de San Cristóbal, y del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas –fundado por Samuel Ruiz- entregaron el Reconocimiento jTatic Samuel jCanan Lum, a comunidades y colectivos que trabajan con grupos indígenas y campesinas de Chiapas.

Samuel Ruiz jugó un papel clave en lso diálogos por la paz con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. 

En 1994, cuando el EZLN hizo pública su presencia en la zona indígena de Chiapas, y declararon la guerra al gobierno federal, el Estado  desplegó una campaña contra el obispo Samuel Ruiz  y su diócesis, acusándolos de ser parte del movimiento armado.

Samuel Ruiz y el resto de los obispos de Chiapas hicieron un pronunciamiento público, que dieron a conocer el 1 de enero de 1994, donde sostuvieron que era la pobreza, y no ellos, “la amenaza constante para la estabilidad social, el desarrollo de los pueblos y la paz”.

Al poco tiempo del alzamiento armado, se dio un proceso de pacificación, donde Samuel Ruiz encabezó la Comisión Nacional de Intermediación (Conai) entre el EZLN y el gobierno federal.

A su muerte, hace un año, el presidente Felipe Calderón visitó su tumba en una gira por el estado de Chiapas.

Publicidad
Publicidad