Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La celebración de la Virgen de La Candelaria 'colorea' a Tlacotalpan

La festividad religiosa atrajo a miles de personas este año, a pesar de los escándalos del gobierno de Veracruz
vie 03 febrero 2012 01:31 PM

Uno de los momentos más esperados del año en Tlacotalpan, Veracruz, es el recorrido de la Virgen de la Candelaria por las aguas del Río Papaloapan en una embarcación para bendecir a su pueblo.

El ritual no ha dejado exento al pueblo de desgracias. El huracán Karl —que afectó Tlacotalpan a finales del 2010— provocó el peor desastre natural de su historia. En dos meses, dos grandes inundaciones causaron daños severos a las casas centenarias y para muchos la pérdida total de sus pertenencias. 

El pueblo resurgió de las aguas para celebrar, en medio de la remodelación de sus construcciones, el 2 de febrero, día de La Candelaria.

Tlacotalpan, conocido como la perla del Papaloapan y considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO , está edificado a orillas del río más grande de Veracruz y es una de las cunas del son jarocho, género musical tradicional del estado.

A lo largo del año, Tlacotalpan parece un museo, pocas personas se ven transitar por sus calles con casas de teja y de paredes de colores vivos.

Pero eso cambió este miércoles 1 de febrero, cuando, según estimaciones del ayuntamiento, unas 35,000 personas visitaron el pueblo para atestiguar  cómo seis toros cruzan nadando el río Papaloapan hasta llegar a la orilla donde los reciben los visitantes.

Publicidad

Algunos de ellos torean a los animales, los golpean o arrastran, pero no lo hacen los tlacotalpeños, defiende el exalcalde Adolfo Gutiérrez Hernández. Quienes los maltratan son los visitantes, dice. 

El saldo del llamado embalse de toros fue de dos personas heridas. Ninguna de gravedad, informó la Cruz Roja.

Esta es una tradición que nació hace unos 200 años en la hacienda de El Zapotal, que se encuentra a la otra orilla del río y cuyo dueño permitía una vez al año a sus trabajadores llevar toros al pueblo para hacer un encierro, relató a CNNMéxico Gutiérrez Hernández.

Para ello tenían que cruzar el río, también conocido como de las mariposas, para luego transitar por las calles del pueblo hasta llegar al encierro. "Era una toreada normal. Los toros entraban sueltos y los que podían los encerraban".

Esta tradición, que se hizo famosa en la región, atraía a muchos fuereños —como se les llama a las personas que no son originarias del lugar— que realizaban una cabalgata hasta el pueblo. Cada año las festividades de La Candelaria inician con este recorrido a las 3 de la tarde del 31 de enero.

Sin explicaciones de los 25 millones decomisados

Ahora en 2012, la polémica por el decomiso de un maletín con 25 millones de pesos que transportaban dos empleados del gobierno de Veracruz acompaña a la fiesta de Tlacotalpan. 

La Virgen de la Candelaria (traída desde Barcelona, España, en 1776) salió en hombros de su santuario junto a San José, después de una procesión por el pueblo entran al templo, simbolizando la presentación ante Dios de su hijo, que el 2 de febrero cumple 40 días de nacido.

Cuando monseñor Luis Felipe Gallardo Martín del Campo daba la bendición al inicio de la eucaristía, el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa y otros funcionarios ingresaron al recinto para ocupar los lugares reservados dentro del templo abarrotado de feligreses.

Cuando salió de la misa, el mandatario prefirió no decir nada sobre el decomiso de 25 millones en efectivo .

"Gracias", respondío una y otra vez el mandatario ante las preguntas sobre el asunto, mientras se dirigía a su camioneta. 

El productor Willy Souza es director de la empresa Industria 3 SA de CV, a la que, según el gobierno de Veracruz, debían pagarse los 25 millones de pesos por su participación en las fiestas de Tlacotalpan, el Carnaval de Veracruz y la Cumbre Tajín.

El decomiso no traerá contratiempos para las fiestas, aseguró el secretario de Desarrollo Económico de Veracruz, Arturo Montiel.

A las 5 de la tarde del jueves, La Candelaria volvió a las calles de Tlacotalpan y fue llevada al río donde le esperaba una embarcación tapizada de arreglos florales y rodeada de decenas de pequeñas lanchas que la acompañaron en su recorrido por todo el río.

Desde la orilla, el gobernador de Veracruz atestiguó el recorrido, y cientos de tlacotalpeños lanzaron plegarias y pidieron por buenas cosechas y prosperidad a la Virgen de la Candelaria.

Publicidad
Publicidad