Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Gerardo Flores, uno de los tres asesinos de cuatro estudiantes de la UdeG

Gerardo Flores, uno de los tres asesinos de cuatro estudiantes de la UdeG y el padre de uno de ellos confesó su crimen y se entregó
mié 08 febrero 2012 03:03 PM
Gerardo Flores El Tatuado
Gerardo Flores El Tatuado Gerardo Flores El Tatuado

Tras confesar su participación en el multihomicidio de cuatro estudiantes de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y el padre de uno de ellos, Gerardo Flores Gómez, El Tatuado, se entregó voluntariamente ante la procuraduría de Jalisco y desde la mañana de este miércoles permanece en el Reclusorio Preventivo localizado en Puente Grande, Jalisco, confirmó en conferencia de prensa, el primer fiscal del estado, Tomás Coronado Olmos.

Flores Gómez contaba con una orden de aprehensión girada por la procuraduría, acusado de participar en el asesinato de los estudiantes y el padre de uno de ellos, encontrados en diciembre pasado, en fosas al interior de la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG).

Coronado Olmos dijo que una vez localizado por elementos de la procuraduría, El Tatuado, de 51 años, confesó su participación en el asesinato de dos de las cinco víctimas y señaló al presidente de la FEG, David Castorena —quien se encuentra prófugo—, como el responsable de la muerte de otro de los estudiantes y su padre.

Flores Gómez tiene antecedentes penales por robo de vehículo y homicidio en grado de tentativa, delitos por los que estuvo preso durante casi cinco años, según un comunicado de la procuraduría de Jalisco.

El hallazgo de los cinco cadáveres ocurrió después de que familiares de las víctimas reportaron la desaparición de sus seres queridos.

Con base en las investigaciones, la procuraduría presume que el móvil del asesinato tiene que ver con un conflicto por el pago de cuotas que la FEG cobraba a comerciantes para que pudieran vender a las afueras de las escuelas.

Publicidad

Hace dos semanas, el procurador presentó ante los medios de comunicación, un video con la reconstrucción de los hechos , en el que se da cuenta que el padre de familia y comerciante identificado como Armando Gómez, llegó el pasado 9 de diciembre a las instalaciones de la FEG, acompañado de su hijo Ismael y de tres de sus compañeros, para aclarar un inconformidad en el pago de sus cuotas por la venta de churros.

El comerciante y su hijo entraron a las oficinas de Castorena, quien tras discutir con ellos, lo mató con un arman calibre .32; El Tatuado y su yerno (del cual no se conoce el nombre), mató con armas blancas a los otros tres acompañantes y luego las cinco víctimas fueron depositadas en dos fosas.

Con Flores Gómez suman cinco las personas que la procuraduría de Jalisco ha puesto a disposición de los jueces por su presunta participación en el multihomicidio. Están detenidas cuatro personas más, tres de ellas, menores de edad , quienes confesaron haber cavado las fosas donde fueron hallados los estudiantes.

Las víctimas fueron identificadas como Armando Gómez Gallardo, de 56 años, de oficio comerciante; su hijo Francisco Ismael Gómez Saucedo, de 21; Gabriel Morán Cervantes, de 17; Juan Pablo Valentín Guerrero, de 16, y Francisco Javier Carrillo García, de 17.

Piden desaparición de la FEG

Raúl Padilla López, ex presidente de la FEG (1977-1979) y exrector de la UdeG (1989-1995), se pronunció por la desaparición de este organismo estudiantil cuyo historial de crímenes y corrupción ha sido documentada por historiadores y analistas como Sergio Aguayo y Juan José Doñán, entre otros.

Ambos remontan la “historia negra” de esta organización a los tiempos cuando Padilla López y otros funcionarios actuales de la UdeG, estuvieron al frente de la FEG.

“La fama de la FEG como organización gangsteril de extorsión y represión se pospone al pasado, cuando era regenteado por muchos funcionarios y exfuncionarios de la Universidad de Guadalajara, quienes hoy tratan de pasar por personas decentes, negando y renegando de lo que hicieron en su mocedades”, dijo Doñán en su columna radiofónica unos días después del hallazgo de los cinco cadáveres.

El ex rector y actual presidente de los patronatos de la Feria Internacional del Libro (Fil) y del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (Ficg), respondió este miércoles a éste y otros señalamientos al referir que en la época que presidió la FEG, no se suscitaron incidentes delictivos.

“Hay registro de prensa que nunca se registró un incidente en el que los jóvenes universitarios se hubieran sentido avergonzados, al revés fue una época de mucha actividad cultural de activismo social, de mucha movilización sana, ahí está en los medios”, dijo en entrevista con medios locales.

Padilla López recordó que fue durante su gestión como Rector cuando la FEG fue expulsada de la UdeG.

“Es un organismo que se distorsionó, se deterioró, se pervirtió, eso nos llevó a que cuando yo fui Rector fueron expulsados de la UdeG, y en otros ámbitos les dieron calor, les dieron protección y ahora vemos las consecuencias”, agregó.

Publicidad
Publicidad