Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Guerrero destituye a siete funcionarios por la muerte de dos normalistas

Los empleados de la Procuraduría de Justicia quedaron sujetos a investigación penal por el crimen contra estudiantes de Ayotzinapa
mié 15 febrero 2012 10:05 PM
ayotzinapa ciudad de mexico
ayotzinapa protesta ciudad de mexico ayotzinapa ciudad de mexico

El gobierno de Guerrero destituyó este miércoles a siete funcionarios de la Procuraduría de Justicia de este estado, ubicado al sur de México, por su probable responsabilidad en el homicidio de dos estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa el 12 de diciembre.

En un comunicado, el gobierno de Guerrero precisó que los siete funcionarios, de los cuales dos eran policías ministeriales, quedaron sujetos a procedimientos administrativos y de investigación penal.

Los trabajadores destituidos son el exdirector de averiguaciones previas, José Vélez Zapata; el fiscal especializado para la investigación de delitos graves, Esteban Maldonado; y el fiscal especializado para el combate al delito de secuestro, Pablo Jasso Barrera.

También fueron cesados el coordinador de zona de la Policía Ministerial, David Jesús Urquizo Molina, y el coordinador de grupo de la Policía Ministerial, Salvador Téllez Márquez.

La lista la completan los agentes policiales Israel Espinoza Aguilar y Miguel Salazar Gaona.

"El gobierno del estado ratifica que a quienes tengan alguna responsabilidad, administrativa o penal se les aplicará la ley, y que es firme el compromiso de que no haya impunidad ni en éste ni en algún otro caso", detalló el comunicado oficial del gobierno de Guerrero.

Publicidad

El 12 de diciembre de 2011 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa se enfrentaron con efectivos policiacos en Chilpancingo, capital de Guerrero, al suroeste del país, lo que derivó en la muerte a tiros de dos estudiantes. Los normalistas se manifestaban para pedir mayor acceso a la educación y la destitución de su nuevo director.

Luego de condenas nacionales e internacionales a la violenta respuesta de las autoridades, y de varias protestas estudiantiles para esclarecer la muerte de sus compañeros, dos policías ministeriales recibieron formal prisión a fines de enero como autores materiales del asesinato de los dos fallecidos.

La semana pasada, después de tres meses de suspensión de clases, al menos la mitad de los estudiantes y maestros regresaron a las aulas .

Publicidad
Publicidad