Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La ONU pide pesquisa independiente tras muertes en prisión de Nuevo León

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos pidió castigar a los responsables del enfrentamiento y la posterior fuga de reos
mar 21 febrero 2012 12:11 PM
Cuartoscuro
Apodaca-NL-Cuartoscuro Cuartoscuro

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (OHCHR) se declaró este martes “alarmada” por la muerte de 44 detenidos y la fuga de 30 reos en una prisión del estado de Nuevo León ocurrida este domingo, y pidió una investigación independiente sobre hecho.

“Urgimos a las autoridades mexicanas que se aseguren que se realice una investigación exhaustiva e independiente sobre las muertes y sobre la fuga de prisioneros”, dijo esta mañana en Ginebra la portavoz de la OHCHR, Ravina Shamdasani.

“Los responsables, incluyendo las autoridades penitenciarias, deben ser llevados a la justicia, y se deben tomar todas las medidas necesarias para prevenir que ese tipo de ataques vuelvan a ocurrir”, agregó la vocera.

La OHCHR recordó que la masacre en el penal de Apodaca ocurre luego de la muerte el pasado 4 de enero de 31 detenidos en una prisión de Altamira, Tamaulipas, tras el enfrentamiento entre bandas rivales.

Ambos hechos hacen necesario que el gobierno mexicano “garantice los estándares mínimos de las condiciones de las prisiones estatales y federales” y que se asegure que “la seguridad e integridad de los detenidos sea respetada en acuerdo con las obligaciones internacionales de México”.

La OHCHR recordó que desde 2008, un subcomité para la prevención de tortura de la ONU emitió recomendaciones sobre las condiciones de las cárceles de México.

Publicidad

Shamdasani hizo un llamado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que monitoree las condiciones en las que viven los reclusos en prisiones en México.

La OHCHR denunció el pasado viernes , un día antes de los sucesos del penal de Apodaca y tras un incendio que dejó centenares de muertos en una prisión en Honduras , el "alarmante patrón de violencia en las prisiones de Latinoamérica", debido al "endémico problema" de superpoblación de las cárceles en la región.

La violencia en las prisiones “es una directa consecuencia de problemas endémicos incluidos la sobrepoblación, la falta de acceso a servicios básicos como falta de espacio, agua potable, comida, cuidados médicos y la falta de normas básicas sanitarias e higiénicas”, afirmó el portavoz de la OHCHR, Rupert Colville.

Publicidad
Publicidad