Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ricardo Monreal, un político "intransigente" de la izquierda

El jefe del equipo de campaña del aspirante de izquierda se define como un hombre "combativo e inflexible" al defender sus principios
mar 21 febrero 2012 06:30 AM
Ricardo Monreal
Ricardo Monreal Ricardo Monreal

Exfuncionario municipal, exdiputado, exgobernador y senador desde hace seis años, sus correligionarios lo describen como un político congruente que defiende sus ideas con firmeza. En contraste, sus críticos lo consideran un "oportunista" que ha cambiado de partido cuando se le ha presentado la ocasión.

Ése es Ricardo Monreal, el hombre "duro" e "intransigente" que encabeza el equipo de campaña de Andrés Manuel López Obrador, virtual candidato presidencial de la izquierda mexicana.

La estrecha colaboración entre ambos comenzó en 1998, cuando López Obrador —que entonces dirigía al Partido de la Revolución Democrática (PRD)— apoyó la candidatura de Monreal al gobierno de Zacatecas.

Desde entonces, ha sido uno de los hombres más cercanos al aspirante presidencial, según políticos y analistas. Militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) durante casi dos décadas, Monreal ha estado con el precandidato en cada momento importante de su trayectoria política durante los últimos 14 años.

Fue uno de los cinco coordinadores regionales de López Obrador en su campaña presidencial de 2006, en 2008 fue uno de los líderes y organizadores de las protestas contra la ley que buscaba permitir la inversión privada en la paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) y, actualmente, es el coordinador general de su equipo electoral.

"Algunos dicen que soy duro, pero soy inflexible con mis principios. Cuando se trata de mis principios, no tienen precio. Quizá por eso, porque nunca me he sentado con (Felipe) Calderón, nunca he aceptado este gobierno que creo surge del fraude y no voy a ceder en esta actitud", dijo Monreal en entrevista.

Publicidad

Tras 26 años de carrera política, se define como un hombre que actúa "conforme a los intereses" del movimiento al que pertenece.

"Si el movimiento ciudadano que yo represento me pedía que actuara en defensa del petróleo, que actuara con decisiones firmes en el Congreso, lo hice. Quizá de los legisladores más combativos he sido yo, porque yo no he cedido y no somos de los políticos que transan con el poder", dijo.

El periodista Ricardo Alemán lo describe como "un animal político en toda la expresión aristotélica", un hombre con grandes capacidades para hacer política, pero propenso a caer en "una de las costumbres de la política mexicana, el oportunismo".

"Cuando estaba en el PRI, lo defendía a capa y espada, pero no tuvo ninguna reserva ideológica o de otro tipo para pasarse al PRD y después al PT (Partido del Trabajo)", dijo.

Frente a una nueva contienda electoral, Monreal explica la actual postura de la izquierda.

"Ahora asumimos una actitud distinta, pero eso no quiere decir que se borre de un plumazo el agravio que se cometió en contra de la población… nosotros estamos planteando una reconciliación nacional", dijo.

Reconoce que con su llamado a formar una "República amorosa", López Obrador está mostrando una actitud diferente a la de 2006 —cuando tuvo confrontaciones públicas con autoridades y rivales—, pero sostiene que ese cambio no significa que se estén dejando de lado los fundamentos de su movimiento.

"Yo ya goberné Zacatecas y nunca abandoné mis principios, nunca peleé, nunca confronte a la sociedad e intentamos gobernar bien. Yo creo que al país le hace falta que no haya simulación, al país le hace falta que haya decisión, al país le hace falta que haya políticos honrados y honestos en el gobierno", dijo.

Una carrera en tres partidos

Originario de Zacatecas, en el norte del país, Monreal nació en el municipio de Fresnillo el 19 de septiembre de 1960. Estudió Derecho en la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), se doctoró en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) e inició su trayectoria política en 1985 como regidor y secretario de la alcaldía de su ciudad natal.

Su primer cambio de partido ocurrió en 1998, cuando renunció al PRI en protesta por el método de selección de candidato al gobierno de Zacatecas. El PRD lo postuló entonces y venció en los comicios, terminando con seis décadas de gobiernos del PRI en la entidad.

Tras concluir su periodo como gobernador, en 2004, se sumó al grupo de apoyo de la candidatura de López Obrador, que en 2006 compitió por la presidencia del país por el PRD, el PT y Convergencia (hoy llamado Movimiento Ciudadano). En aquel proceso, fue uno de los coordinadores de las llamadas "redes ciudadanas", grupos de promotores del voto para el abanderado de la izquierda.

Luego de la derrota de López Obrador frente a Calderón, por 0.56% de la votación, asumió el cargo de senador plurinominal por el PRD. Desde la tribuna legislativa ha sido un constante crítico del gobierno del militante del Partido Acción Nacional (PAN). 

Además de oponerse a la iniciativa gubernamental para permitir la inversión privada en Pemex, ha cuestionado la estrategia de seguridad y la política exterior. Por ejemplo, afirma que el gobierno avala la operación en el país de agentes estadounidenses en tareas anticrimen, lo que viola la soberanía nacional.

En mayo de 2009 renunció al perredismo y se unió a la bancada del PT. Al anunciar su salida, argumentó que había tomado la decisión en protesta contra la entonces gobernadora de Zacatecas, la perredista Amalia García , a quien acusó de realizar una "guerra sucia" para vincularlo con el crimen organizado. Su dimisión causó la molestia del dirigente del PRD, Jesús Ortega —miembro de una corriente distinta a la de López Obrador—, quien dijo que Monreal se dejaba llevar por "conflictos personales" y "rencores".

Para el diputado petista Óscar González Yáñez, otro cercano colaborador de López Obrador, Monreal es un político "con experiencia", "duro y firme" en la defensa de sus posturas, que a lo largo de los años se ha ganado el respaldo del virtual candidato de la izquierda. 

"Es un hombre que entiende y conoce bien al enemigo (el PRI), que ya lo ha derrotado. (…) Es un hombre que se entiende y se entiende bien, y que Andrés le tiene confianza. En consecuencia, es alguien idóneo para la conducción de la campaña", dijo el legislador.

Los errores por corregir

A cuatro meses de los comicios del 1 de julio, Monreal dice ser consciente de que dirigir la campaña de López Obrador implica corregir los errores cometidos en 2006, entre ellos: no mantener un contacto directo con sectores como el empresariado, carecer de representantes en todas las casillas el día de la votación y no contar con el apoyo de todos los líderes de la izquierda.

"Muchos de esos errores se han magnificado, pero nosotros partimos de que ahora tenemos que corregirlos, de que hubo ausencias importantes, y que ahora, desde el primer día que iniciamos, estamos intentando no cometer ningún error", dijo.

"Hemos dado clara muestra de que toda la población es indispensable para gobernar. Entonces, estamos cubriendo esos espacios, no estamos minimizando a ningún sector, ni a los empresarios, ni a los jóvenes, ni a las mujeres, ni a las asociaciones religiosas. Estamos intentando que el mensaje (de López Obrador) llegue directo y no tergiversado, no alterado, como sí fue en 2006", agregó.

Acerca de cuál será su papel en esta contienda, señaló que el hecho de que López Obrador lo nombrara coordinador de su campaña "es una gran responsabilidad" que implica "conciliar al interior con todos los partidos".

"No es una tarea fácil, pero mi intransigencia es frente al PRI y al PAN. Con mis compañeros de partido hay transigencia y hay diálogo", dijo. "Mi intransigencia es porque no vamos a transar posiciones, ni vamos a transar políticas, ni los principios que sostenemos... (López Obrador) sabe cómo pienso: yo no me vendo ni me voy a vender".

Publicidad
Publicidad