Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Felipe Calderón llama al Congreso a aprobar reformas de justicia

El nuevo Código Penal y la Ley de Amparo son fundamentales para Reforma Penal y la estrategia de seguridad nacional, afirmó el mandatario
mar 22 mayo 2012 11:45 AM
felipe calderon
felipe calderon felipe calderon

El presidente de México, Felipe Calderón, exhortó este martes al Congreso a que dictamine y apruebe las reformas a la ley de amparo y al Código Federal de Procedimientos Penales como parte de la reforma integral de seguridad y procuración de justicia.

Al inaugurar el Cuarto Foro Nacional sobre Seguridad y Justicia, centrado en la Reforma Política, Calderón pidió a los legisladores mexicanos analizar las medidas de justicia en lugar de hablar de efemérides, y recomendó convocar a un periodo extraordinario de sesiones en caso de ser necesario.

La ley que reglamenta el juicio de amparo en México fue aprobada por el Senado en octubre pasado con modificaciones, por lo que tendría que ser analizada nuevamente por la Cámara de Diputados.

Momentos antes, el ministro de la Suprema Corte de Justicia, Sergio Valls, pidió también al Poder Legislativo la aprobación de las dos medidas, luego de asegurar que la Reforma Penal “en sí misma no garantiza el adecuado funcionamiento del sistema penal”.

Calderón reiteró la necesidad de que los gobiernos estatales implementen la Reforma Penal, que fue promulgada en 2008 y tiene hasta 2016 como plazo constitucional para entrar totalmente en funcionamiento.

El ministro Valls, quien representó en el foro a la Suprema Corte, destacó que la medida establece las figuras de juez de control, juez de juicio oral y juez de cumplimiento de sanciones , tres ejes para la transición de un sistema de justicia inquisitivo a uno acusativo.

Publicidad

Calderón aseguró que la tortura era un método usual de interrogatorio en las instancias de justicia del “México de antes”, y consideró “fundamental avanzar hacia la investigación científica de los delitos”.

Aunque en los primeros dos años lo fueron, los recursos ya no representan un obstáculo para la implementación de la reforma en los estados debido a los créditos disponibles, detalló Calderón.

“Es vital que los estados muestren su verdadera voluntad política para que estos recursos se transfieran en infraestructura”, aseguró.

Más de 1,200 millones de pesos han sido destinados para avanzar en el proceso, principalmente en la capacitación de policías y agentes del Ministerio Públicos, afirmó Calderón. Otros 12,000 millones se encuentran a disposición en créditos del banco de obras Banobras, agregó.

El presidente mexicano pidió dar prioridad al combate a la estrategia de seguridad en el país y atender crímenes comunes como robos, atracos y violaciones, luego de calificar de “horrible matanza” el hallazgo de 49 cuerpos mutilados en una carretera de Cadereyta, Nuevo León.

“Lo que vive el ciudadano es una realidad criminal de una naturaleza diferente”, dijo.

Calderón rechazó que el combate al crimen y a la inseguridad se pueda atender solo con educación y empleo. “La seguridad se resolverá con educación, es cierto, pero no solo con educación (…) decir que solo se resuelve con educación y empleo es faltar a la verdad”, aseguró.

El tema a debatir no es la aprobación de las reformas, sino si se continuará de forma integral la lucha contra el crimen, dijo Calderón. “En seguridad el dilema es seguir enfrentando o acomodarse a los criminales”, afirmó.

El empresario Alejandro Martí, presidente de la organización México SOS y uno de los principales impulsores de la Reforma Penal , se unió a las peticiones para que las 18 entidades del país pendientes implementen el nuevo sistema y destacó el valor del mismo.

“No puede haber una democracia estable con un sistema de justicia corrupto y violador de los derechos humanos”, dijo. “Los ciudadanos seguiremos implementando mecanismos de seguimiento”.

Martí acusó a los gobernadores de las entidades pendientes de priorizar sus proyectos políticos al postergar la aprobación de la Reforma Penal, lo que muestra una actitud de “absoluto desdén” a la seguridad de la ciudadanía.

“La reforma penal ya es un hecho, los ciudadanos no dejaremos de apoyar en su implementación”, dijo.

Según cifras de la Procuraduría General de la República (PGR), más de 47,500 personas han muerto con relación al crimen organizado desde fines de 2006, cuando el gobierno de Felipe Calderón inició la Estrategia Nacional de Seguridad, centrada en el combate frontal al crimen organizado.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad