Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Víctimas de violencia narran sus historias de "abandono" a los candidatos

Con mediación del Movimiento por la Paz, los presidenciales escucharon ocho testimonios que exigieron justicia por el "abandono" de su caso
lun 28 mayo 2012 07:10 PM
sicilia candidatos presidenciales
sicilia candidatos presidenciales

En un diálogo como no había tenido ningún otro candidato a la Presidencia de México, víctimas de la delincuencia tuvieron la oportunidad para dar su testimonio, cuestionar y exigir soluciones de quienes aspiran a ocupar la titularidad del poder Ejecutivo a partir de diciembre próximo.

Gracias a la convocatoria del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, que encabeza el poeta Javier Sicilia, este lunes hombres y mujeres con un familiar desaparecido y que dicen haber sufrido violencia institucional, encabezaron una exigencia de justicia a nombre de todas las víctimas del país.

“¿Qué sentiría asistir a un Semefo (Servicio Médico Forense) a identificar en una pila de cuerpos en descomposición a ver si encuentra a su hija?, yo creo que jamás podría hacer una cosa de esas (…) ¿Qué respuesta me va a ofrecer usted por la desaparición de mi hija?, ¿me acompañará en seguir la búsqueda?, yo no lo creo", dijo a Josefina Vázquez Mota, Margarita, madre de Yahaira Guadalupe, desaparecida en Oaxaca 13 de abril de 2011.

La candidata del Partido Acción Nacional (PAN) fue la única de los cuatro aspirantes en pedir perdón a las víctimas, Respondió “como madre”, habló de sus tres hijas y del dolor que representaría perder a una de ellas y pidió a Margarita permiso para acompañarla: “si me lo permites y me das un mínimo voto de confianza, déjame que te acompañe como mujer y como madre”.

Vázquez Mota también se comprometió a revisar el caso de Alberto Patishán Gómez, profesor de educación básica en los altos Chiapas, que es acusado de haber participado en el homicidio de siete policías y cuyos familiares denuncian que es un preso político.

Lee la historia:  Vázquez Mota ofrece disculpas a Sicilia por omisiones en gobiernos del PAN

Publicidad

En ocho testimonios, las víctimas dijeron a los candidatos cómo han sido abandonadas por las instituciones de gobierno, victimizadas e ignoradas. 

El evento, celebrado en el Alcázar de Chapultepec, contó con la presencia del poeta Javier Sicilia, Emilio Álvarez Icaza y el actor mexicano Gael García Bernal, quien lloró como muchos de los integrantes del Movimiento por la Paz con el testimonio de José Carlos Castro, cuya esposa e hijas están desaparecidas desde que fueron secuestradas en Veracruz.

José Carlos no pudo contener las lágrimas mientras se dirigía al aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, a quien le dijo que "muere todos los días" al intentar localizar a su familia.

Sus lágrimas fueron consoladas por el poeta y por gritos de otras víctimas de “¡no estás solo, compañero. Venga, a darle, dile!”, ante lo que José Carlos recordó que lo más difícil es tener que enfrentar los cuestionamientos de su hijo menor “preguntándome si encontré a su madre”.

Peña Nieto no mencionó durante su intervención el caso de José Carlos, quien se quejó de la nula atención de parte del gobierno estatal, a cargo del priista Javier Duarte.

Este detalle provocó la molestia del líder de Movimiento por la Paz, quien acusó al político mejor posicionado en las encuestas para ganar la Presidencia de tener un discurso frío. “No escucho su corazón, no lo escucho vibrar con el dolor de las víctimas. Escucho un discurso frío que aterra, nos aterra a todos. No le escucho una palabra de piedad, de compasión frente a tanto dolor”.

Peña Nieto también escuchó a Trinidad Ramírez del Frente del Pueblo en Defensa de la Tierra de la comunidad de San Salvador Atenco.

El gobierno del priista en el Estado de México (2005-2011) ha sido cuestionado por el desenlace de la revuelta en ese poblado, donde diversas organizaciones civiles han denunciado que hubo abusos de los policías a los derechos humanos de los campesinos protestantes, además de tortura sexual y violencia desmedida.

“El 3 y 4 de mayo de 2006 tú ordenaste el operativo contra nuestros pueblos, la violencia la provocó tu gobierno. Tú traicionaste y ordenaste golpear a nuestros compañeros. (…) Haz repetido que fue tu decisión en ese operativo en donde fueron asesinados esos dos jóvenes… a manos de las fuerzas que tu llamas del orden, has reiterado que eres responsable (…) Esas son tus credenciales para intentar llegar a la Presidencia. Esto es lo que el PRI representa, ustedes tratan al pueblo que lucha y se defiende peor que delincuentes”, dijo Trinidad mientras Peña Nieto tomaba notas y mantenía la vista sobre la mesa.

El candidato reconoció que hubo abuso de algunos policías en el hecho, pero reiteró que “fue una decisión de estado, bajo premisas consideradas”. Al final del encuentro, Peña Nieto se acercó a Trinidad, según la versión de Sicilia, y en privado le pidió perdón por el daño que ocasionó el “uso legítimo de la fuerza”.

Lee la historia:  "Le escucho un discurso frío que aterra"

“Lo tengo perdido, lo tengo desaparecido”

En el encuentro que duró más de seis horas, el candidato que disputa el segundo lugar en las preferencias electorales, Andrés Manuel López Obrador del Movimiento Progresista, también fue cuestionado por una víctima.

Fue el turno de María Ignacia González, madre de los desaparecidos Andrés y Braulio. “Perder a un hijo es lo más doloroso que puede haber, es más doloroso que la propia muerte… lo tengo perdido, lo tengo desaparecido como muchas madres que están a mis espaldas y estoy hablado como madre…”.

María Ignacia dijo que el pueblo quiere al candidato de izquierda, pero que ahora él debe demostrar por qué y hacer algo para resolver la situación de los miles de desaparecidos en el país.

“Señor López Obrador, yo le he pedido a Dios tenerlo enfrente. ¿Sabe por qué?, para pedirle ayuda con nuestros desaparecidos y que se comprometa con nosotros si usted llega al poder a ayudarnos a encontrar a nuestros hijos. Le vamos a exigir como Presidente que nos ayude”, dijo entre lagrimas.

Mientras Javier Sicilia abrazaba a María Ignacia y le daba consuelo, López Obrador se dijo un defensor de los derechos humanos incluso desde antes de que existieran las comisiones o las organizaciones defensoras como el Movimiento por la Paz.

“Entiendo muy bien del problema y no solo lo entiendo, lo hago mío todos los días. Todos los días hablo con la gente”, dijo el candidato en respuesta a las exigencias de justicia.

El caso de Eva Alarcón y Marcial Bautista, los ecologistas desaparecidos de la Organización de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán, de Guerrero, también llegó a la mesa.

Coral, hija de Eva, recriminó que hayan pasado cinco meses y 22 días de la desaparición forzada de su madre “y seguimos esperando resultados, continuamos recorriendo ese largo camino”, y recordó que Guerrero, entidad en la que ocurrieron los hechos, es gobernada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que apoya a López Obrador en este proceso electoral.

Lee la historia: La postura sobre el voto nulo enfrenta a Sicilia y López Obrador

El último turno lo tuvo el candidato de Nueva Alianza, Gabriel Quadri de la Torre, que se dijo “encabronado” y “hasta la madre” de la situación de violencia en México. Fue el único que se despidió y dio un abrazo a cada víctima, aunque madres de hijos desaparecidos recriminaron que les haya dado el pésame “cuando evidentemente lo que queremos es encontrarlos vivos y estamos aquí por esa esperanza”.

Pedro Ramírez Vázquez, maestro de profesión, reclamó a Quadri que a los maestros no se les tome en cuenta y que se haga política privilegiando que continúen las desigualdades sociales.

“También hay violencia cuando se deja niños sin escuela o cuando desertan por falta de recursos económicos (…) hay violencia cuando se prioriza esto (invertir dinero en campañas) antes del fortalecimiento de las políticas educativas”.

“Que los líderes sindicales tengan vida de reyes cuando los salarios de base son vergonzosos, que tengan propiedades que ni un maestro trabajando 100 años pudiera adquirir”, dijo Pedro en vínculo con la titular del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, de quien Quadri, en esta ocasión, no mencionó ni se deslindó.

“¿Es justo que la bolsa de mano de la señora presidente del SNTE cueste más que el salario mensual de un docente?” cuestionó Pedro.

El candidato de Nueva Alianza solo dijo que él no es miembro del sindicato, no negó el vínculo del partido que lo postula con los maestros agremiados ni su lideresa, pero para dar respuesta a los señalamientos de que el apoyo que recibe de Gordillo es una muestra de la “enorme corrupción” en el país, se dijo a favor de “que se persiga judicialmente cualquier tipo de conducta ilícita que haya dentro del sindicato de trabajadores de la educación”.

El último testimonio de este lunes fue el del hermano de Eder Islas Villagómez, quien tras contar cómo su hermano desapareció luego de ser internado en un centro de rehabilitación, pidió a Quadri respuestas sobre qué podría hacer como presidente de México para que todos los jóvenes desaparecidos vuelvan a casa, para proteger a niños y jóvenes del narcomenudeo, controlar la calidad en centros de adicciones y acabar con la impunidad.  

Lee la historia: Movimiento por la Paz difiere con Quadri

Un pacto de unidad

El poeta Javier Sicilia consideró que la mayor omisión en el encuentro con los candidatos presidenciales fue la nula respuesta al llamado de unidad nacional.
Según Sicilia, los candidatos no respondieron si están o no de acuerdo en tener un pacto de unidad antes del segundo debate del próximo 10 de junio.

El Movimiento planteó a los candidatos que tras haber escuchado a las víctimas de la violencia, acepten tener un pacto para evitar que sus discursos "generen más violencia" durante esta campaña electoral.

"Lo que no puede pasar es asumir una condición de que no hay una emergencia nacional", dijo Emilio Álvarez Icaza.

Tanto el exombudsman capitalino como el poeta coincidieron en que no se trata de calificar la actuación de los candidatos frente a las víctimas, sino poner "en el centro del debate la emergencia nacional".

El Movimiento por la Paz surgió en marzo del año pasado tras el asesinato de Juan Francisco Sicilia, hijo del poeta, y otros seis jóvenes. En mayo convocaron a una marcha que partió de Cuernavaca, Morelos a la Ciudad de México para exigir soluciones al clima de la violencia. 

100,000 personas se unieron al poeta y al Movimiento, que posteriormente organizaron una caravana al norte y otra al sur del país para recoger testimonios de las víctimas de la violencia. 

Como esta reunión en Chapúltepec, Sicilia ha tenido dos encuentros con el presidente Felipe Calderón, quien pidió perdón a las víctimas ; y con legisladores. 

La conclusión del Movimiento tras esta reunión es que, antes de los comicios presidenciales, los candidatos deberán mostrar con hechos su compromiso y tras la elección de julio deberán fijar las bases para atender la "emergencia nacional" que ha provocado tanta violencia en el país. 

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad