Publicidad
Suscríbete

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

#YoSoy132 y la cercanía de la elección impulsan 'rating' de segundo debate

El segundo encuentro entre candidatos a la presidencia alcanzó 22.6 puntos de audiencia, más del doble que los logrados por el primero
lun 11 junio 2012 06:31 PM

El segundo debate presidencial logró duplicar la audiencia del primer encuentro entre candidatos, un hecho que los analistas atribuyen tanto a su difusión en los principales canales de televisión del país como al momento por el que atraviesa la contienda electoral. 

A diferencia del primer debate el 6 de mayo, que fue transmitido en canales de alcance regional y alcanzó un rating de 10.4 puntos —según la consultora IBOPE, que mide audiencias en medios electrónicos—, el encuentro de este domingo fue emitido en los canales nacionales de las dos cadenas del país, el 2 de Televisa y el 13 de TV Azteca. 

El rating del evento esta vez fue de 22.6 puntos, de acuerdo con cifras que publicó en su cuenta de Twitter el periodista Joaquín López-Dóriga, conductor del noticiero estelar de Televisa. El área de noticias de la televisora confirmó el dato a CNNMéxico. 

De un debate a otro, el rating aumentó el 117.3%. El rating representa el porcentaje de hogares viendo un mismo programa al mismo tiempo. 

En diciembre, el rating de la final del torneo de futbol entre Tigres y Santos alcanzó 16.56 puntos, según estadísticas de IBOPE . La audiencia del segundo debate también superó a la del programa de Televisa más visto ese mes, Una familia con suerte, que tuvo 20.73 puntos. 

La difusión del debate en los principales canales de las televisoras fue el primer factor que elevó la audiencia del encuentro entre candidatos, aunque también hubo otros elementos, señalaron analistas. 

Publicidad

Uno de ellos fue el primer debate, cuando los cuatro aspirantes —Josefina Vázquez Mota, Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quadri— se criticaron mutuamente en varias ocasiones por sus propuestas de gobierno y trayectorias políticas, explicó Jesús Meza Lueza, profesor de Comunicación del Tec de Monterrey. 

"No nos esperábamos que el primer debate fuera tan atractivo en cuestión de la soltura de los candidatos. (…) Causó sorpresa el resultado del primer debate. Por lo tanto, se abrió mayor expectativa", dijo. 

En el primer debate, Vázquez Mota y López Obrador dirigieron críticas a Peña Nieto por gestión como gobernador del Estado de México (2005-2011). Por su parte, el priista reprochó a Vázquez Mota su desempeño como diputada federal en la actual Legislatura , y a López Obrador, haber trabajado con políticos corruptos.  Quadri, un ambientalista que por primera vez incursiona en la política, habló en contra de "los políticos de siempre"  que se dedican "a enemistar a unos mexicanos con otros". 

El factor #YoSoy132

Otro factor que generó interés en el segundo debate fue el surgimiento del movimiento estudiantil #YoSoy132 , que se formó luego de la visita que, el 11 de mayo, el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, hizo a la Universidad Iberoamericana (UIA). 

Ese día, Peña Nieto fue abucheado y criticado por alumnos de la UIA. El PRI descalificó las protestas y señaló que éstas habían sido realizadas por "porros" instruidos por otras fuerzas políticas, lo que llevó a los estudiantes a organizarse para responder al partido y, después, unirse con alumnos de otras instituciones para exigir, entre otros puntos, elecciones transparentes, medios imparciales y un tercer debate. 

"Los jóvenes le han colocado un sabor distinto al proceso electoral", dijo Mario Campos, politólogo especializado en comunicación. 

"La visita de Enrique Peña Nieto a la Ibero creó una mayor expectativa de lo que iba a pasar en el segundo debate. Tanta fue la presión del movimiento #YoSoy132 que incluso las televisoras dijeron que lo iban a transmitir en los canales estelares", señaló Meza Lueza. 

El anuncio de Televisa y TV Azteca de que transmitirían el debate en sus principales canales ocurrió tras una serie de manifestaciones de #YoSoy132 en demanda de que se emitiera en cadena nacional. Las autoridades electorales rechazaron la medida, pero ahora los jóvenes convocan a los candidatos a un tercer debate el 19 de mayo.

La decisión de las televisoras de emitir el encuentro del domingo en sus canales nacionales implicó que el 92.5% de los hogares del país pudiera sintonizarlo .

Las web y la cercanía de la elección 

La actividad de usuarios de redes sociales fue otro elemento que promovió el debate, un fenómeno que ocurre "en todo tema de coyuntura", de acuerdo con el politólogo José Merino. 

"Creo que ya estamos viviendo desde hace varios meses un asalto a Twitter. Se ha reconocido que es un espacio más de interacción, un espacio más donde se encuentran los votantes, y las campañas van a donde se encuentran los votantes, así sean los mítines o las redes sociales", dijo Campos. 

Durante los días previos al debate, simpatizantes, partidos y los propios candidatos llamaron a los ciudadanos a ver el encuentro, que tuvo un formato diferente al del evento de mayo. En el primer debate, los aspirantes únicamente podían hablar en turnos preestablecidos, mientras en el segundo fue posible que pidieran la palabra en varias ocasiones, siempre que respetaran los límites de tiempo. 

Las nuevas reglas, según Merino, permitieron tener un formato "más flexible", aunque los abanderados se mostraron "rígidos" y, en su mayoría, evitaron hacer críticas a sus rivales. 

Los analistas coincidieron en que Vázquez Mota fue la que se animó a lanzar más ataques. La aspirante busca que el Partido Acción Nacional (PAN) gane la presidencia por tercera ocasión, aunque las encuestas de preferencia electoral ubican al priista Peña Nieto a la cabeza y, en el último mes, la panista fue desplazada al tercer lugar por López Obrador, abanderado de la izquierda. 

El otro factor que contribuyó a aumentar el interés en el debate es la proximidad de los comicios. 

Las elecciones —en las que además de la presidencia se renovarán el Senado y la Cámara de Diputados— serán el 1 de julio. Esa situación generó un "incentivo" más para que las personas vieran el debate, señaló Campos. 

De acuerdo con mediciones de varias encuestadoras, alrededor del 30% de los electores aún no ha decidido por quién votar . En el encuentro de este domingo, los cuatro candidatos pidieron su apoyo a esos votantes indecisos.

Coronavirus_header desktop Home Expansión
¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam)

Hubo un error. Por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad