Publicidad
Publicidad

Un ataque con granadas en Guadalajara deja dos policías heridos

Un agente se encuentra delicado luego de la agresión contra instalaciones de la Policía Rural cerca del centro de la capital de Jalisco
Instalaciones de la Policía Rural
ESP. ataque con granada-guadalajara Instalaciones de la Policía Rural

Hombres desconocidos arrojaron la mañana de este jueves dos granadas contra una de las instalaciones de la Policía Rural en Guadalajara, lo que causó heridas a dos agentes, informó a CNNMéxico un funcionario de la dependencia.

El ataque ocurrió a las 6:55 horas, cinco minutos antes del cambio de turno de los policías, en una zona cercana al centro de la capital de Jalisco, aseguró el comandante inspector Luis Enrique Alzaga.

De los dos policías heridos, uno tiene lesiones leves en una pantorrilla y el segundo resultó con heridas mayores en la caja torácica y el rostro. “Uno se encuentra delicado, pero estable y el otro está fuera de peligro”, dijo Alzaga.

También resultaron dañadas dos patrullas de la corporación, que depende de la Secretaría de Seguridad Pública del estado y que está integrada por más de 400 personas, detalló el funcionario.

Publicidad

Aún no hay datos concretos respecto a los responsables del ataque, pero se presume que sean integrantes de algún grupo de la delincuencia organizada relacionado con el narcotráfico, señaló Alzaga.

“Hemos pegado buenos golpes a la delincuencia organizada de los diferentes cárteles de la droga y presumimos que este es un acto cobarde (relacionado a) la agresión en las instalaciones de nosotros”, dijo.

“Hemos pegado duro al cártel  Jalisco Nueva Generación , al cártel  Zeta Milenio  y al cártel del Golfo, pero no podemos atribuir ahorita a ningún cártel esa agresión”, dijo el comandante.

Guadalajara, la segunda ciudad más poblada de México, ha padecido desde 2010 un aumento en la violencia derivada de la lucha entre grupos del crimen organizado.

Publicidad

La violencia se recrudeció después la muerte en un operativo militar de IgnacioNacho Coronel Villarreal, responsable del tráfico de droga en la región para el cártel de Sinaloa y una de las principales figuras del grupo comandado por Joaquín El Chapo Guzmán, el narcotraficante más poderoso de México.

La muerte de Coronel ocasionó una división entre los criminales locales, y la configuración de los grupos Jalisco Nueva Generación, que permaneció leal al cártel de Sinaloa, y La Resistencia, vinculado a La Familia Michoacana y al cártel del golfo.

A principios de marzo, un enfrentamiento entre criminales ocasionó bloqueos en la ciudad y el incendio de al menos 26 vehículos, luego de la captura de  Erick Valencia Salazar El 85 , identificado por las autoridades como el líder del cártel Jalisco Nueva Generación.

En noviembre pasado,  26 cadáveres fueron hallados en camionetas abandonadas  en dos de las principales avenidas de la ciudad, un hecho atribuido por las autoridades locales a miembros de Los Zetas y el cártel del Milenio.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad