Publicidad
Publicidad

Policías detenidos por ataque en Morelos ingresan al centro de arraigo

Los agentes vinculados al ataque de un auto de la Embajada de EU fueron trasladados a la Ciudad de México; sus familiares protestaron

Los 12 elementos de la Policía Federal que presuntamente estuvieron involucrados en el ataque a un vehículo diplomático asignado a la Embajada de Estados Unidos ingresaron a un Centro de Arraigo en la capital de México, informaron fuentes de la Procuraduría General de la República (PGR).

Horas antes, familiares de los policías detenidos intentaron impedir que fueran llevados del estado de Morelos hacia la Ciudad de México.

Los policías federales que se encontraban detenidos desde el viernes en la delegación de la PGR de Morelos, en el centro del país, fueron trasladados por estar presuntamente involucrados en el ataque en el que fueron heridos dos diplomáticos estadounidenses y un miembro de la Marina mexicana.

Los federales enfrentan los cargos de abuso de autoridad, daño en propiedad ajena, lesiones, abuso de la función pública y homicidio en grado de tentativa, dijo a CNNMéxico el abogado Marco Aurelio González.

Publicidad

La tarde de este lunes una decena de familiares se colocó frente al portón de la delegación e intentó impedir la salida de los policías detenidos. Portaban cartulinas y exigieron que el caso de sus familiares sea investigado con transparencia.

"No los vamos a dejar salir hasta que no venga una autoridad competente y nos explique a dónde los van a llevar y por qué se los van a llevar si ellos estaban cumpliendo con su trabajo", dijo Armando Vargas, hermano de uno de los oficiales detenidos.

Los familiares aseguran que el proceso ha sido irregular y que los 12 policías han sufrido “tratos inhumanos”, además, afirman que existe presión por parte de las autoridades estadounidenses para sancionar a los agentes federales.

Uno de los abogados de los policías, Ricardo Monterosas Cisneros, señaló que sus defendidos cumplieron con su deber al disparar contra de la camioneta, pues sus tripulantes desobedecieron la orden policiaca de detenerse.

Publicidad

Monterosas Cisneros dijo que el arraigo impuesto es inconstitucional, pues no está configurado en el delito de delincuencia organizada.

Tras una reunión privada entre los abogados de los detenidos y miembros de la PGR, los familiares aceptaron el traslado de los elementos de la Policía Federal.

Según la embajada de Estados Unidos, dos de sus empleados, acompañados de un capitán de la Secretaría de Marina, se dirigían a un lugar de entrenamiento en Morelos cuando fueron “emboscados”.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) reconoció en un comunicado de prensa, sin ofrecer mayores detalles, que  los policías dispararon contra el vehículo blindado y con placas diplomáticas  mientras buscaban a un grupo de presuntos criminales.

Publicidad

El vehículo se dirigía a un campo de la Marina en el cerro del Capulín, en el municipio de Xalatlaco, Morelos, cuando ocurrió el incidente, según la Secretaría de Marina y recibió disparos en ambas ventanillas delanteras, así como en la ventanilla trasera.

El gobierno estadounidense, a través del Departamento de Estado, confirmó que investiga de manera conjunta con México el incidente.

El hecho es el tercero en los últimos años que involucra a personal estadounidense en territorio mexicano.

En 2010, una empleada del consulado de Estados Unidos, su esposo y otro hombre murieron en un ataque en Ciudad Juárez. Mientras que en 2011, un agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos murió y otro quedó herido  en un ataque en una autopista de San Luis Potosí  atribuido al grupo delictivo de Los Zetas.

Publicidad

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad