Publicidad
Publicidad

Procuraduría de San Luis libera orden de aprehensión contra exsacerdote

La autoridad estatal podría pedir el apoyo de Interpol para lograr la captura de Eduardo Córdova Mendoza, del que se desconoce su paradero

Eduardo Córdova Mendoza, exsacerdote de la Arquidiócesis de San Luis Potosí acusado de pederastia, se encuentra en calidad de prófugo luego de que autoridades judiciales mexicanas liberaran una orden de aprehensión en su contra.

Así lo informó este miércoles en un comunicado el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de San Luis Potosí (PGJESLP), Miguel Ángel García Covarrubias.

“Ya se inició un operativo de localización a fin de que Eduardo Córdova responda por los delitos de los que se le acusa, acoso sexual y abuso”, informó el funcionario.

El procurador de justicia de San Luis Potosí no descartó la posibilidad de solicitar apoyo de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) y otros organismos internacionales para lograr la localización del exsacerdote, del que hasta el momento, la autoridad desconoce su paradero.

Publicidad

García Covarrubias puntualizó que el 22 de mayo pasado, Gilberto Amaya Martínez, promotor de Justicia del Tribunal Eclesiástico de San Luis Potosí, acudió a rendir su declaración y a ratificar el escrito de denuncia por pederastia en contra del ahora prófugo.

En junio pasado, el Vaticano encontró culpable del delito de abuso sexual contra un menor al exsacerdote Eduardo Córdova y le retiró definitivamente del sacerdocio católico.

Tras analizar los testimonios y las pruebas aportadas, la Congregación para la Doctrina de la Fe impuso al clérigo la “dimisión del estado clerical”, pena reservada a los casos más graves.

El Vaticano procedió únicamente por una acusación contra el sacerdote, la cual derivó en la mencionada sanción.

Publicidad

Los tribunales clericales ya habían estudiado el caso de Córdova Mendoza en 1998, como consecuencia de una denuncia, pero tras la investigación realizada en San Luis Potosí, se había desestimado por falta de pruebas.

En 2013 el proceso fue reiniciado por una nueva denuncia contra Córdova (relacionada con el mismo caso) y en esta ocasión, el Vaticano lo encontró culpable, por lo que decidió retirarlo del sacerdocio.

En mayo pasado, la Santa Sede informó que en los últimos diez años investigó 3,420 casos de sacerdotes que supuestamente habían abusado sexualmente de menores y, de ellos, 884 fueron destituidos y apartados.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad