Publicidad
Publicidad

Manifestantes toman (otra vez) el palacio de gobierno de Guerrero

Integrantes de CETEG, normalistas y encapuchados quemaron 5 esculturas de exgobernadores al derribar la puerta del palacio en Chilpancingo

Profesores de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG) tomaron este miércoles y por segundo día consecutivo las instalaciones del palacio de gobierno del estado en Chilpancingo, capital de Guerrero, al sur de México.

Los profesores tumbaron la puerta principal, tomaron control de la explanada  y derribaron cinco bustos de exgobernadores de Guerrero, a los cuales les colocaron cartulinas con el número 43, para después prenderles fuego.

Lee: Peña va a Guerrero por primera vez tras la desaparición de los normalistas

El contingente de profesores disidentes, acompañados por un grupo de normalistas y hombres con rostros cubiertos, se enfiiló en marcha aproximadamente a las 11:30 horas (local), partiendo desde el norte hasta el sur de Chilpancingo, en donde se localiza el palacio de gobierno, confirmó la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP).

Publicidad

Mientras el contingente de manifestantes avanzaba, la subsecretaria de Protección Civil del estado confirmó que fueron desalojados "por seguridad " 500 trabajadores que ya estaban en el interior de las oficinas, de los 1,500 que laboran en el lugar diariamente.

Aproximadamente a las 12:15 horas el grupo de profesores disidentes y normalistas llegó hasta el palacio de gobierno, integrado por siete edificios que albergan diferentes dependencias como Finanzas, Protección Civil, Seguridad Pública, Comunicación Social y Secretaría de Gobierno, entre otras.

En la protesta del pasado martes, los miembros de la CETEG habían tomado también el palacio e incluso "clausuraron" la puerta principal, por lo que este miércoles decidieron irrumpir nuevamente en ese edificio público y tomar la explanada.

"Se los advertimos ayer y volvieron a abrir, ya no abran las puertas, ya no vengan a trabajar", lanzó como advertencia uno de los hombres que participaron en esas acciones, quien mantuvo su rostro cubierto.

Publicidad

El martes, normalistas, profesores disidentes e integrantes del Movimiento Popular Guerrerense (MPG) marcharon y tomaron el palacio para exigir la presentación de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y por la conmemoración del 40 aniversario luctuoso del guerrillero mexicano Lucio Cabañas.

El vocero de la CETEG en Acapulco, Walter Añorve, insistió en que no establecerán ninguna "tregua" o diálogo con el gobierno estatal o la federación, por lo que advirtió que las manifestaciones las mantendrán durante todo diciembre.

“No vamos a parar hasta que aparezcan nuestros 43 normalistas”, dijo en breve entrevista.

Entre tanto llegaron este miércoles al puerto de Acapulco 1,500 efectivos de la Gendarmería Nacional, a bordo de al menos 25 autobuses y 15 camionetas, para dar seguridad a este destino turístico a días de que inicie la temporada vacacional.

Publicidad

La semana pasada fueron localizados –en un solo día- los cuerpos de dos hombres decapitados, en ambos casos en la periferia de Acapulco.

El pasado 26 de septiembre desaparecieron 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero; las autoridades federales creen que los jóvenes fueron entregados a integrantes del crimen organizado, que los quemaron. El hecho ha causado indignación y protestas a nivel mundial, y causó la renuncia del gobernador guerrerense, Ángel Aguirre.

Además, provocó que el presidente Enrique Peña Nieto presentara una propuesta de ley ante la Cámara de Diputados para eliminar a las policías municipales y que sus lugares sean tomados por cuerpos estatales de seguridad.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad