Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Juez pospone la decisión sobre el arresto domiciliario de Gordillo

La exlideresa del sindicato maestros pide que le apliquen la ley sin sesgo político y que se le respeten sus derechos como ciudadana
lun 17 agosto 2015 03:52 PM
Audiencia
Elba Esther Gordillo Audiencia

Elba Esther Gordillo, exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores del Estado (SNTE), permanecerá internada en la torre médica de la prisión femenil de Tepepan, luego de que un juez no pudiera dar un veredicto sobre su petición de concluir su condena en arresto domiciliario.

Tras una audiencia celebrada este lunes en el Reclusorio Oriente en el Distrito Federal,  Alejandro Caballero Vértiz, juez del Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales, dijo que no podía pronunciarse al respecto, por lo que será este miércoles o jueves que emitirá su decisión final.

Durante la audiencia vía conferencia a la que asistieron los medios, Gordillo solició que el "Ministerio Público tenga a bien aplicarme la ley sin ningún sesgo político, que se me respeten los derechos como ciudadana mexicana".

Marco Antonio del Toro, abogado de Gordillo, señaló que en la audiencia la posición de la Procuraduría General de la República (PGR) "fue muy vaga... en tanto que nunca probó que hubiera un riesgo de fuga, ya consintieron que tiene la edad de 70 años y se acreditó que no fuera un peligro social".

Del Toro añadió que la PGR hizo algunos argumentos, mas no presentó pruebas, por lo que el juez dijo que no tomará una decisión hasta que la defensa de Gordillo retire una apelación que había presentado con anterioridad.

"Nos vamos a desistir hoy mismo de ella (la apelación) para efectos de que mañana le estén notificando al juez y tenga que resolver pasado mañana", comentó del Toro en entrevista con los medios al salir de la audiencia.

Publicidad

Recomendamos: ¿Qué implica la prisión domiciliaria que solicita Elba Esther Gordillo?

En febrero de 2015, la defensa de Gordillo solicitó a la justicia federal poder seguir con su proceso penal en casa, debido a su edad y a sus problemas de salud.

El principal argumento de del Toro es que su clienta tiene 70 años, lo que de acuerdo a la ley queda a criterio del juez otorgar la sentencia de arresto domiciliario. La ley marca que el procesado debe ser una persona que no tenga una conducta que revele peligrosidad social y que no esté procesada por secuestro.

Entre la enfermedades que Gordillo padece, según su defensa, están hipertensión, problemas renales —solo tiene un riñón porque donó el otro a su primer esposo—, antecedentes de hepatitis C y un quiste en el páncreas. 

Gordillo fue detenida en febrero de 2013 en Toluca, acusada de cometer los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

Publicidad
Publicidad