Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La operación simultánea del AICM y Santa Lucía es imposible, afirma Ruiz Esparza

En su comparecencia ante diputados, el titular de Comunicaciones y Transportes insiste en que la mejor opción es Texcoco; cuesta lo mismo construir que cancelar el NAIM, dice José Ángel Gurría.
jue 25 octubre 2018 08:00 PM
Texcoco-NAICM-1.jpg
Costos. Terminar la construcción del aeropuerto en Texcoco cuesta 100,000 millones de pesos, cantidad similar a lo que implicaría cancelarlo, aseguró el director de la OCDE.

CIUDAD DE MÉXICO- La operación simultánea del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) “Benito Juárez” y de la base militar de Santa Lucía es imposible por interferencias en las rutas aéreas, afirmó este jueves el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza.

“Debo contestar con la verdad que yo conozco, con la documentación que yo conozco y que es la que obra en poder del gobierno de la República. Es lo que dicen los expertos, porque esto es más que una opinión de un servidor público y un ciudadano”, expuso en su comparecencia en la Cámara de Diputados como parte de la glosa del sexto informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Reiteró que el monto por cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), serán 60,000 millones de pesos (mdp) por obra construida, más 40,000 mdp por insumos adquiridos.

Lee: Cancelar el NAIM abrirá la puerta a demandas contra México vía el TLCAN

Declaró que tanto Mitre y la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) han concluido en incompatibilidad aeroportuaria, por ello, cada septiembre se cierra el AICM para continuar las operaciones que salen de Santa Lucía.

Sostuvo que el mantenimiento del aeropuerto que se construye en Texcoco será más económico que el actual al estimarse en 350 mdp cada tres años, mientras que en el Benito Juárez se invierten 456 mdp anuales para mantener una pista.

Publicidad

Sobre la adjudicación directa de algunos contratos de este proyecto, comentó que existe información en donde la gran mayoría de las obras son licitadas públicamente con todos los instrumentos para que exista transparencia.

Durante su intervención, comentó que en el nuevo aeropuerto se han invertido 100,000 millones de pesos y se han contratado 175,000 mdp, además de que se cuenta con recursos para cubrir las necesidades financieras de este año, 2019 y el primer semestre de 2020.

Agregó que hay 307 empresas laborando en este proyecto, de las cuales 90% son mexicanas que aportan beneficios sociales como la generación de más de 45,000 empleos con una proyección de 60,000 al término del año y se ha beneficiado, de manera directa, a 17,000 personas a través del programa de empleo temporal.

Lee: Día 1: Así vivieron el peso y los mercados la consulta por el NAIM

Se calcula que en toda la etapa de construcción se generarán un total de 160,000 empleos y en su máxima etapa de operación 450,000, hasta el momento el avance de la obra es de 31.5% y entrará en operación para junio de 2022, refirió.

Ruiz Esparza afirmó que el Sistema Metropolitano de Aeropuertos no ha tenido éxito desde que se lanzó hace cuatro sexenios, debido a la baja competitividad que registran las aerolíneas.

Cuesta lo mismo construir que cancelar NAIM: OCDE

Terminar la construcción del aeropuerto en Texcoco cuesta 100,000 mdp, cantidad similar a lo que implicaría cancelarlo y además tener que pagar la deuda, comparó el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría Treviño.

“Lo que sabemos es que cuesta 100,000 millones de pesos terminar el proyecto y tener uno de los mejores aeropuertos del mundo y cuesta 100,000 millones de pesos cancelar el proyecto y no tener nada, además de tener que pagar la deuda, eso se los dejo ahí a las cuentas de ustedes”, agregó.

Lee: Así se vive la primera jornada de la consulta sobre el NAIM

El exsecretario de Hacienda fue consultado sobre el estudio de la firma europea NavBlue, dado a conocer la víspera por Javier Jiménez Espriú, el propuesto secretario de Comunicaciones y Transportes para el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el cual analiza la viabilidad de operaciones simultáneas entre Santa Lucía y el Benito Juárez.

Tras comentar que antier almorzó con Jiménez Espriú, expresó que la conclusión de dicho estudio, respecto a la posible coexistencia de dos terminales aéreas, ya era conocida pues “siempre ha existido el aeropuerto actual y el de Santa Lucía, esa parte sabíamos que son viables y que pueden funcionar los dos aeropuertos”.

En su opinión, el tema debe ser si las opciones que se proponen son una mejor solución que el aeropuerto que se construye en Texcoco, el cual lleva 30% de construcción y 60% de avance en términos de los contratos y ya toda la parte legal.

“La cuestión es cuál es la pregunta que estamos haciendo, insisto, no se trata entonces saber si es viable o no la alternativa a Texcoco, sino si es que representa una mejor opción que Texcoco”, subrayó.

El secretario general de la OCDE consideró que el gran desafío que enfrenta la economía mexicana es el entorno económico y comercial internacional.

Dijo que esos factores están afectando al comercio y las decisiones inversión, lo cual también está haciendo más incierto la perspectiva económica en general y, por lo tanto, muchas decisiones de inversión se están difiriendo, incluso las decisiones de consumo.

Recomendamos: ¿Quiénes son los empresarios con los que AMLO tendrá que hablar sobre el NAIM?

Entonces, dijo, ese es el entorno muy complicado en el que entra la próxima administración y por lo tanto habrá que ser doblemente cuidadoso, y por ello reiteró la necesidad de mantener la prudencia fiscal y de mantener la deuda como está, que es muy manejable.

“El gobierno saliente hereda una situación sana de finanzas públicas, pero hay que mantenerla así, porque hay menos tolerancia, hay como más impaciencia por los riesgosa y por lo tanto a un país como México, un país en desarrollo, le tiene menos paciencia”, acotó.

A nivel interno, añadió, hay que ajustarse a esta nueva realidad interna porque México es un país muy abierto que depende crucialmente del comercio internacional, y cuando hay incertidumbre a nivel mundial sobre el comercio, las inversiones y sobre el futuro, eso le afecta a los inversionistas y al país.

Lee: La operación conjunta entre Santa Lucía y el AICM es viable, dice Jiménez Espriú

Empresarios piden certeza de inversiones a López Obrador

Empresarios aceptarán el llamado del presidente electo Andrés Manuel López Obrador para continuar con la apuesta de nuevos proyectos a cambio de certeza de la inversión a largo plazo y rentabilidad de los mismos.

Así lo señaló el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), José Manuel López Campos, en su visita de trabajo por Salina Cruz, Oaxaca.

Publicidad
Publicidad