Publicidad
Publicidad

Cofetel pide más libertad para el sector

El titular del organismo regulador asegura que el país requiere un nuevo acuerdo de convergencia; Mony de Swaan sugirió que las empresas presten cualquier servicio mediante un pago al Estado.
La SCT indicó que en más de 42 solicitudes de prórroga de concesión hace falta el dato de contraprestación económica. (Foto: Jupiter Images)
telecomunicaciones sct concesion telefonia JI.jpg (Foto: Jupiter Images)

México requiere de un nuevo Acuerdo de Convergencia que impulse la libertad de los operadores de prestar cuanto servicio les sea posible mediante el pago de una contraprestación al Estado, aseveró el presidente de Cofetel, Mony de Swaan. En un artículo publicado en la revista Nexos, el funcionario consideró prioritario para el sector de las telecomunicaciones abordar la eventual entrada de Telmex al segmento de radiodifusión, la neutralidad de la red e impulsar el cabal aprovechamiento del espectro.

El presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) enfatizó que "son temas que debieran abordarse conjuntamente y cuanto antes, so pena de seguir debatiendo temas en los que otros países han encontrado un consenso y han avanzado desde hace años".

El 3 de octubre de 2006, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) publicó el Acuerdo de Convergencia en el cual la Comisión Federal de Competencia (CFC) estableció que para permitir que la empresa incursione en el mercado de la televisión, debería cumplir con la plena interconexión de redes, interoperabilidad y portabilidad numérica.

En materia de competencia, De Swaan destaca que el órgano regulador trabaja en el proceso de revisión del sistema de precios tope de Telmex, esquema de regulación tarifaria que fija un límite máximo a la tarifa promedio que la empresa puede cobrar en una canasta de servicios de telefonía básica.

"La regulación de precios tope permite que los servicios de telefonía considerados básicos observen precios asequibles para un porcentaje importante de la población mexicana, por lo que su impacto distributivo es grande".

La agenda de las telecomunicaciones en México para los próximos años es amplia y compleja, pero no imposible, y aun cuando es previsible que la instrumentación de algunas decisiones y políticas regulatorias generen fricciones se trata de un proceso natural e inevitable en el desarrollo de políticas públicas sectoriales.

Publicidad

"Lo verdaderamente importante es que los efectos de estas políticas públicas muestren sus beneficios netos a la sociedad en el menor tiempo posible", aseguró en el texto.

¿Tienes poco tiempo?
Infórmate en menos de cinco minutos de lo más importante del día.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad