Publicidad
Publicidad

EU arresta a ‘hackers’ de la iPad

Dos personas se dedicaban a robar direcciones de e-mail de unos 120,000 usuarios del dispositivo; Daniel Spitler y Andrew Auernheimer podrían enfrentar una condena de hasta diez años de prisión.
La iPad podía ser comprada en Internet hasta en 15,000 pesos antes de su distribución oficial en México.  (Foto: Reuters)
ipad77

La fiscalía de EEUU acusó a dos personas de robar y distribuir direcciones de correo electrónico de unos 120,000 usuarios del iPad de Apple tras detectar una vulnerabilidad de seguridad en los servidores de AT&T. Los investigadores acusaron a Daniel Spitler y Andrew Auernheimer de llevar a cabo un ataque de "fuerza bruta" durante cinco días en junio , para extraer datos de los usuarios del iPad que accedieron a Internet a través de la red 3G de AT&T.

La fragilidad involucraba una comunicación no asegurada por la que el cibersitio de AT&T conducía a los usuarios cuando trataban de abrir sus cuentas con la firma por medio de sus aparatos.

El sitio debía suministrar las direcciones de los clientes para facilitar su ingreso con base en códigos únicos contenidos en las tarjetas SIM dentro del iPad . Las tarjetas SIM se utilizan para comunicarle a las redes de teléfonos celulares qué suscriptor trata de usar el servicio.

Entre las posibles víctimas hay famosos, ejecutivos y responsables gubernamentales como el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, la presentadora de noticias de la cadena ABC Diane Sawyer, el magnate del cine Harvey Weinstein y quizá el entonces jefe de gabinete de la Casa Blanca Rahm Emanuel, según los fiscales.

Publicidad

Spitler, de 26 años y Auernheimer, de 25, fueron detenidos por agentes del FBI el martes por la mañana, dijo en un comunicado el fiscal Paul Fishman en Nueva Jersey.

Los fiscales dijeron que ambos acusados están asociados a Goatse Security, un grupo autodeclarado "trolls de Internet" que tratan de atacar contenido y servicios online. Los fiscales afirman que Auernheimer se ha jactado en entrevistas públicas de esta actividad.

"La piratería informática no es un deporte competitivo, y las vulneraciones de seguridad no son un juego", dijo Fishman. "Las compañías que son atacadas sufren significativas pérdidas y sus clientes quedan expuestos a otros delitos, violaciones de privacidad y contactos no deseados", agregó.

Los detenidos fueron acusados con un delito de fraude y uno de conspiración para acceder a un ordenador sin autorización. Cada acusación conlleva una pena máxima de cinco años de prisión y 250,000 millones de multa.

Publicidad

Con información de AP y Reuters

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad