Publicidad
Publicidad

Toyota gana una ‘batalla’ en EU

Una indagación desechó causas electrónicas en la aceleración no intencionada en autos de la firma; la firma tuvo que retirar en años recientes a casi 8 millones de autos en EU por supuestas fallas.
Los ingresos de Toyota cayeron 38% en el segundo trimestre del año. (Foto: AP)
Toyota (Foto: AP)

Una investigación de Estados Unidos mostró que no hubo vínculos entre los casos de aceleración no intencionada en automóviles Toyota y sus sistemas de aceleradores electrónicos, en una victoria para la golpeada automotriz. La conclusión es el resultado de una pesquisa de 10 meses ordenada por el Congreso tras el retiro de casi 8 millones de sus modelos más exitosos en Estados Unidos por defectos en sus alfombrillas y pedales de aceleración que afectaron su reputación de calidad.

Algunos expertos e investigadores del Congreso estadounidense cuestionaron si los aceleradores -que son controlados por un software- también habían jugado un papel en los reclamos por las aceleraciones repentinas.

"No hay causas electrónicas para las aceleraciones no intencionadas a alta velocidad en vehículos Toyota ", dijo el secretario de Transporte, Ray LaHood, en un comunicado.

Publicidad

Las acciones de Toyota que cotizan en Estados Unidos subían más de un 4% a las 1916 GMT.

Aunque Toyota ha despejado con este informe un importante obstáculo, los reguladores dijeron que considerarán exigir a toda la industria la creación de frenos que automáticamente contrarresten una instancia de aceleración indeseada.

Toyota, que usa aceleradores electrónicos en sus automóviles desde el 2002, dijo que esos sistemas son seguros.

Publicidad

La pesquisa de la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Autopistas e ingenieros de la NASA descubrieron que la única causa de las aceleraciones fueron los pedales defectuosos y las alfombrillas que atascaban los pedales.

Esos dos problemas fueron la principal causa de los retiros masivos del 2009 y del 2010 que sacudieron la extensa reputación de alta calidad de la marca japonesa.

Los reguladores están estudiando 89 muertes que pueden estar asociados con las repentinas aceleraciones de autos Toyota y Lexus, pero hasta ahora sólo un puñado vinculado al problema con las alfombras.

Publicidad

Aunque la investigación no halló fallas que puedan provocar otro retiro masivo, Toyota aún enfrenta riesgos significativos de decenas de juicios civiles.

Los casos en los tribunales federales y estatales suman pasivos latentes por 10,000 millones de dólares.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad