Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Assange se defiende de extradición

El abogado del fundador de WikiLeaks argumenta que la acusación está mal sustentada; el defensor insiste en que los encuentros sexuales de su cliente fueron “por acuerdo mutuo total”.
mar 12 julio 2011 10:48 AM
Julian Assange llegó este martes a la Corte Superior de Londres, para una audiencia después de que recurriera su extradición a Suecia. (Foto: AP)
Julian Assange AP (Foto: AP)

El abogado de Julian Assange, fundador de WikiLeaks , intenta impedir la extradición de su cliente a Suecia, donde se le acusa de agresión sexual, con el argumento de que el caso de las autoridades suecas está mal sustentado. Ben Emmerson dijo que el caso de Assange se basa en diversos puntos, entre ellos que la orden de arresto europea emitida contra su cliente describe hechos en forma inexacta y que, dado que se le busca sólo para que se le interrogue, extraditarlo sería desproporcionado.

Ante la prensa, Emmerson enfatizó que no intenta denigrar a las partes acusadoras de Assange, e insistió en que los encuentros sexuales de su cliente australiano de 40 años fueron "por acuerdo mutuo total".

La difusión que efectuó Assange por WikiLeaks de documentos secretos estadounidenses suscitó la ira del Pentágono, puso en posición incómoda a diplomáticos del Departamento de Estado estadounidense, y reforzó los argumentos de los detractores de la política exterior estadounidense.

Las acusaciones contra Assange de presunta mala conducta sexual cuando visitó el país escandinavo el año pasado empañaron su imagen.

Assange rechaza que se haya visto implicado en conductas indebidas y tanto él como quienes lo apoyan señalan que las acciones judiciales en su contra están manipuladas y tienen fines políticos, quizá con el objetivo de enviarlo a Estados Unidos, donde un jurado federal investiga a WikiLeaks.

Las autoridades suecas rechazan las aseveraciones y el 24 de febrero, un juez británico de una corte de distrito falló a favor de las primeras, con el argumento de que no existe motivo para creer que Assange no tendría un juicio imparcial en Suecia.

Publicidad

Publicidad
Publicidad