Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Casino Royale operaba en la ilegalidad

La unidad atacada en Monterrey trabajaba gracias a una suspensión proporcionada por las autoridades; el casino hizo la ampliación del inmueble sin las medidas y autorización del municipio.
vie 26 agosto 2011 03:42 PM
El ataque a Casino Royale en Monterrey dejó más de 50 muertos. (Foto: Notimex)
Casino Royale

El casino atacado el jueves en Monterrey por grupos armados que generaron un incendio en su interior y provocaron la muerte de unas 53 personas, operaba de manera ilegal , señaló el alcalde de esta ciudad, Fernando Larrazábal Bretón.

El presidente municipal aseguró que el negocio Royale, ubicado sobre la avenida San Jerónimo en esta ciudad, trabajaba ilegalmente bajo una suspensión proporcionada por el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de Nuevo León, contra los actos municipales.

Detalló que el negocio contaba con una licencia otorgada por la administración municipal anterior que data del 10 de septiembre del 2007.

Sin embargo, dijo, la autoridad municipal actual aplicó una suspensión el pasado 4 de mayo de 2011 luego de una inspección realizada por la Secretaría de Desarrollo Urbano, Protección Civil y la Dirección de Inspección y Vigilancia, detectaron la ampliación del inmueble sin las medidas y autorización del municipio.

Explicó que posteriormente, el Tribunal Contencioso Administrativo, a través del juez Solís Navarro, otorgó el 31 de mayo una suspensión provisional para el levantamiento de los sellos de suspensión.

"La misma suspensión que él gira impide el actuar de Protección Civil, de Desarrollo Urbano, Inspección y Vigilancia, de Tesorería y prácticamente de todas las dependencias municipales", precisó.

Publicidad

Larrazábal Bretón hizo un llamado al Tribunal de lo Contencioso Administrativo, para evitar otorgar suspensiones provisionales indiscriminadamente.

La tarde del jueves  sujetos armados penetraron al interior del centro de apuestas provocando un incendio de grandes dimensiones que generó la muerte de unas 53 personas, la mayoría por intoxicación.

Publicidad
Publicidad