Publicidad
Publicidad

Pemex y Sedena inspeccionan gasolineras

La petrolera busca que los combustibles de venta al público cumplan con especificaciones técnicas; las penas por distribuir combustible de manera ilegal llegan a un máximo de 10 años.
Pemex estima en 2.98 millones de barriles robados a través de tomas clandestinas al mes de noviembre de 2011.  (Foto: Archivo)
pemex camion gasolina (Foto: Archivo)

Petróleos Mexicanos (Pemex) inició este jueves una serie de operativos de inspección en estaciones de servicio para evitar la distribución de combustible robado y para validar la correcta operación de esos negocios.

Los trabajos se realizarán durante los siguientes meses en conjunto con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Procuraduría General de la República (PGR) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), informó a través de un comunicado.

"En estos operativos, personal de Pemex Refinación llevará a cabo un programa de inspección con el fin de garantizar que la calidad de los combustibles que se venden al público cumpla con las especificaciones técnicas", comentó la petrolera.

La autoridad podrá aplicar penas de hasta 10 años de prisión a quienes posean o resguarden combustible o petróleo crudo de manera ilícita.

Publicidad

También se prevén penas de entre tres a 10 años a quienes alteren los instrumentos de medición de las bombas para despachar el combustible.

Pemex estima que entre enero y noviembre del año pasado, el volumen de combustible sustraído a través de tomas clandestinas en su sistema de ductos ascendía a 2.98 millones de barriles , superior en 52% respecto al mismo periodo de 2010.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad