Publicidad
Publicidad

Vaticano busca culpables de filtraciones

Una comisión especial de cardenales busca cómplices del mayordomo del papa Benedicto XVI; medios italianos dicen que el trabajador es sólo un chivo expiatorio para cubrir a cardenales.
Documentos filtrados a periodistas revelan corrupción en las finanzas de la Iglesia católica.  (Foto: Reuters)
Vaticano

Una comisión especial de cardenales que investiga la peor crisis del Pontificado del papa Benedicto XVI está buscando a posibles cómplices de su mayordomo, detenido en una "habitación segura" en la estación de policía del Vaticano. El escándalo explotó la semana pasada cuando después del abrupto despido del jefe del banco vaticano, el mayordomo fue arrestado y un libro fue publicado dando cuenta de supuestas conspiraciones entre cardenales, los "príncipes de la Iglesia".

"Puedo confirmar que varias personas han sido oídas o interrogadas y naturalmente esto es algo que puede continuar debido a que aún estamos en la fase investigativa", dijo este martes el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

Lombardi negó que algún cardenal sea sospechoso en un escándalo por documentos filtrados que remecieron la cúspide de la Iglesia Católica desde el arresto la semana pasada del mayordomo Paolo Gabriele, de 46 años.

Investigadores del Vaticano aún revisan documentos encontrados en la casa de Gabriele.

Publicidad

Lombardi no dijo cuántos documentos se encontraron debido a que esa información está vedada por el secreto judicial, pero el abogado del mayordomo negó el lunes informes italianos de que se habrían encontrado enormes cantidades de material confidencial en su residencia.

Gabriele fue acusado formalmente el sábado de robo grave cuando una indagación preliminar que comenzó con su arresto fue elevada a una investigación formal.

El mayordomo, que era una de las personas más cercanas al Papa, enfrentará a magistrados del Vaticano nuevamente esta semana o la próxima cuando comiencen las audiencias formales.

"Esto tocó al Papa muy de cerca y creó una situación de dolor. Naturalmente, él quiere conocer la verdad y (determinar) la interpretación correcta de estos eventos", sostuvo Lombardi.

Publicidad

Documentos filtrados a periodistas durante varios meses aseguran que han existido instancias de corrupción en las vastas operaciones financieras de la Iglesia con empresas italianas.

Periódicos italianos, citando a otras fuentes en el Vaticano, publicaron que el mayordomo arrestado era sólo un chivo expiatorio que cumplía órdenes de figuras más poderosas y que fue castigado porque la Iglesia no quiere implicar a cardenales responsables de las filtraciones.

El anuncio del Vaticano del arresto del mayordomo tuvo lugar un día después de que el presidente del banco vaticano, el italiano Ettore Gotti Tedeschi, abandonó la entidad tras un voto de desconfianza de su directorio de expertos financieros externos de Alemania, España, Estados Unidos e Italia.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad