Publicidad
Publicidad

Tecnología móvil golpea a los ‘gigantes’

Google y Microsoft padecen la migración a pequeños ‘gadgets’ y no a computadoras personales; Microsoft tuvo un declive de 30,000 mdd en su capitalización de mercado desde su reporte del jueves.
Los dispositivos móviles erosionan el terreno ganado por las computadoras personales. (Foto: Getty Images)
Tableta tecnologia apps

La destrucción creativa apuntala a la industria de la tecnología.

Grandes nombres del sector, antes beneficiados por el fenómeno, sufren ahora a causa de éste: Microsoft, Intel y Google reportaron decepcionantes resultados trimestrales.

El cambio de las computadoras personales a los dispositivos móviles es la raíz de sus problemas. Pero Microsoft está en la posición más delicada, lo que explica el declive de 30,000 millones de dólares en su capitalización de mercado desde que reportó ganancias el jueves.

Esta empresa se hizo gigante cuando las computadoras personales reemplazaron a los microcomputadores, que a su vez habían superado a las computadoras centrales. Algunas compañías evitaron quedar atrás cambiando su enfoque, como IBM, pero muchos nombres de la vieja escuela como Univac y Control Data se convirtieron en materia de historia tecnológica.

Publicidad

Ahora, los dispositivos móviles erosionan el terreno ganado por las computadoras personales.

Incluso Google, cuyo sistema operativo Android es utilizado en más de la mitad de todos los teléfonos inteligentes, no es inmune al fenómeno. Los clics de publicidad pagados aumentaron a una tasa de más del 20% en el último trimestre respecto al año anterior, pero el precio pagado por clic cayó 6%, ya que los avisadores no pagarán por la publicidad en teléfonos móviles.

Hasta ahora ha sido un negocio matemáticamente bueno para Google, y explica por qué sus acciones se han recuperado de una caída tras sus resultados; sin embargo, hay una amenaza a largo plazo: que los usuarios vayan directamente a aplicaciones específicas en vez de utilizar las herramientas de búsqueda de la compañía.

Para Microsoft e Intel, la hora de la verdad está más cerca. Ambos gigantes siguen dependiendo de las computadoras personales para la mayor parte de sus ganancias, y las ventas de ambos han decaído por cinco trimestres consecutivos, sin señales de que esa tendencia vaya a revertirse.

Publicidad

Intel aún tiene la ventaja de fabricar los chips más pequeños y complejos. Si la compañía sigue sin poder avanzar en el mercado de telefonía móvil, podría compartir las licencias de su tecnología o fabricar chips para otras firmas.

Ya ha firmado algunos acuerdos de subcontratación. Esas medidas podrían no entregar las grandes ganancias del pasado, pero la firma sigue posicionada para navegar el cambio.

Es más difícil encontrar un buen camino para Microsoft, liderada por Steve Ballmer. Las débiles ventas de computadoras personales han estrujado a las dos grandes fuentes de ingreso de la compañía: el sistema operativo Windows y los programas Office, que representan el 60% de los márgenes operativos netos.

Quizás lo más revelador es que la reciente reestructuración de la empresa podría hacer más difícil rastrear el desempeño de estos negocios. En tanto, la compañía asumió una amortización de 900 millones de dólares por las bajas ventas de su tableta Surface.

Publicidad

Los problemas de Microsoft para lidiar con los dispositivos móviles podrían empeorar. Y productos más pequeños como los anteojos Google Glass están por salir al mercado, dándole a los usuarios aún menos razones para utilizar las computadoras personales, y los actuales programas de Microsoft.

NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad