Publicidad
Publicidad

Profepa clausura instalación de Grupo México en Cananea

La minera incumple requerimientos en materia de impacto ambiental, dice la autoridad; la empresa no presentó documentos obligatorios para desempeñar sus actividades, añade.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) impuso una segunda clausura parcial temporal a instalaciones de la mina Buenavista del Cobre de Grupo México por incumplir requerimientos en materia de impacto ambiental y actividades altamente riesgosas.

Las autoridades resolvieron clausurar la operación del área de “Terreros de Lixiviados Tinajas” de la mina por irregularidades en el cumplimiento de la NOM-159-SEMARNAT-2011, tras el derrame ocurrido el 6 de agosto de 40,000 metros cúbicos de sulfato de cobre acidulados a los ríos Bacanuchi y Sonora.

La nueva medida de seguridad de la Profepa ocurre como resultado del proceso de inspección que realiza a todas las instalaciones productivas que integran la mina Buenavista del Cobre en el municipio de Cananea, Sonora.

La revisión de los inspectores de la Procuraduría revela que las irregularidades encontradas representan un riesgo inminente al medio ambiente y a los ecosistemas.

Publicidad

Además, en materia administrativa, la empresa minera no exhibió durante la nueva inspección diversos documentos obligatorios para el desempeño de sus actividades.

Grupo México, abundó Profepa en un comunicado, tampoco presentó los documentos que acrediten que el sistema de lixiviación cumple con los niveles de calidad establecidos en el proyecto, tanto en geometría y acabados, como en materiales y procedimientos constructivos.

Igualmente no presentó a los inspectores las pruebas de laboratorio con las que se determina que las actividades de excavación, nivelación, compactación y relleno que se llevaron a cabo en la preparación del sitio no hayan afectado la impermeabilización, ni la capacidad de drenaje natural de la zona.

Por ello se impuso como medida de seguridad la clausura del proyecto que incluye la disposición de mineral fresco, el riego de mineral, el proceso de lixiviación de cobre, la recuperación de la solución preñada y su bombeo al área de recuperación.

Publicidad

Esta acción se suma a la primera clausura temporal parcial que hizo la Profepa de las áreas de lixiviación que reconocen hacia los represos Tinajas 1 y 2 de Buenavista del Cobre, así como la del bordo poniente como fuentes generadoras del derrame ocurrido.

La minera admitió más temprano este lunes que el derrame de sustancias tóxicas fue provocado por un defecto de construcción en una tubería, a pesar de que previamente culpara únicamente a las lluvias “atípicas” del desastre natural.

La empresa podría afrontar una multa de hasta 40 millones de pesos con base en la Ley de Responsabilidad Ambiental. Además afronta una demanda penal de la misma Profepa, por la que el fin de semana pasado fueron cateadas instalaciones administrativas de la minera en Cananea por la Procuraduría General de la República.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad