Publicidad
Publicidad

5 minoristas juveniles en peligro

De la gloria al fracaso, Aeropostale y American Apparel son algunas marcas que luchan por renacer; las cambiantes tendencias de la moda han rebasado a estas firmas de ropa.
Según reportes, Abercrombie destruye sus existencias dañadas en vez de donarlas (Foto: AP)
Abercrombie (Foto: AP)

1. Wet Seal

Los nuevos estilos y tendencias van y vienen de forma tan vertiginosa que los minoristas deben  llevar a sus tiendas lo más actual de manera rápida y barata.

Publicidad

Si los minoristas no pueden seguir el ritmo de esta acelerada tendencia de la moda, quedarán rezagados. Y los expertos del mercado minorista opinan que Wet Seal va precisamente a la zaga de la competencia.

“Ellos están en un terreno inestable”, asegura James Dion, presidente de la consultora del sector Dionco. “Sus precios no han bajado tanto como H&M y Forever 21, tienen un precio de un punto o dos por encima”.

El minorista enfocado al público adolescente reportó una pérdida neta de 36 millones de dólares en el tercer trimestre, ya que las ventas en tiendas comparables cayeron 14.5%.

La compañía ha revelado que trabaja con asesores externos para evaluar posibles alternativas estratégicas y financieras, incluyendo reestructuraciones extrajudiciales y procedimientos judiciales de quiebra.

Publicidad

2. Aeropostale

No fue hace mucho tiempo que Aeropostale era un favorito de los adolescentes, pero los tiempos están cambiando. El minorista informó recientemente una caída de 11% en las ventas en tiendas abiertas hace al menos un año.

Publicidad

“Tienes que idear constantemente nuevos trucos e innovar”, señaló la analista de sector retail Kristin Bentz.

En el tercer trimestre de 2014, Aeropostale reportó una caída de 12% en las ventas netas.

El mes pasado, la empresa divulgó sus planes para cerrar 75 tiendas entre noviembre y enero . También está considerando el cierre de otras 50 a 75 tiendas en 2015.

Publicidad

3. American Apparel

Aunque la odisea vivida dentro de la sala de juntas y el despido del fundador y CEO Dov Charne y fue noticia el año pasado, las ventas siguen siendo un freno para American Apparel.

Las ventas netas cayeron 5% en el tercer trimestre, y la compañía reportó una pérdida neta de 19.2 millones de dólares en el periodo.

Publicidad

Según Dion, su problema son los precios. “Lo van a tener difícil. Para la mayoría de los estadounidenses, todo el asunto de la ‘tienda americana’ realmente no resuena en ellos a menos que el precio sea el mismo o menor”.

El New York Post informó recientemente que la compañía había estado retrasando pagos a algunos proveedores.

Los expertos creen que el minorista está listo para una posible compra, y CNNMoney supo el mes pasado que la compañía ha buscado el asesoramiento de un banco de inversión en una serie de “opciones estratégicas”.

Publicidad

4. Abercrombie & Fitch

Los adolescentes ya no están interesados en los logos, y eso es una mala noticia para Abercrombie & Fitch.

“Todo se les juntó: los logos pasaron de moda, la tecnología ha cambiado el juego del sector minorista, y las tendencias se suceden mucho más rápido”, valoró Will McKitterick, analista de la industria en IBIS World. “Los minoristas tienen que estar constantemente en estado de alerta para responder a las últimas tendencias”.

Publicidad

A pesar del cambio cupular el mes pasado con el retiro del CEO Mike Jeffries, los especialistas dijeron que la marca carece de atractivo para sus compradores objetivo.

“Están tratando de ser menos sexy; es casi peor ahora, ahora lucen como todos los demás”, afirmó Bentz.

La compañía reportó una caída en las ventas en el tercer trimestre junto con menor tráfico en sus tiendas y recientemente recortó su pronóstico de ganancias anuales.

Pero de todos los minoristas de ropa amenazados, los expertos identificaron a Abercrombie como la marca más fuerte, y la que tiene más posibilidades de revertir su suerte gracias a su todavía fuerte demanda internacional.

Publicidad

5. American Eagle Outfitters

American Eagle Outfitters (AEO) se enfrenta a un duro 2015 por el desinterés de los compradores jóvenes en los logotipos.

Publicidad

Peor aún, Dion opina que el minorista no da a los adolescentes una razón de peso para ir a sus tiendas.

La compañía con sede en Pittsburgh ha estado experimentando una desaceleración en las ventas porque los compradores adolescentes buscan otras alternativas.

“Cuando la moda del logo quedó atrás, ya no importó que sus ropas fueran más económicas”, dijo McKitterick. “Al final, su estilo parecía un poco anticuado y no han sido capaces de ponerse al día y adaptarse con la suficiente rapidez”. 

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad