Publicidad
Publicidad

Fusión interna afianza control de los Lee sobre Samsung

Una fusión entre filiales ayudará a que el presidente de la corporación herede el control a su hijo; un grupo de inversionistas cabildeó para detener el plan porque perjudica sus acciones.
Samsung es la mayor empresa familiar de Corea del Sur. (Foto: Reuters )
samsungphone

Accionistas autorizaron este viernes una fusión interna en Samsung, que ayudará al presidente de la corporación, Lee Kun-hee, quien ha estado enfermo, pase el control del conglomerado a su hijo.

Las filiales fusionadas son Cheil Industries y Samsung C&T, constructora del conglomerado.

Analistas dicen que la fusión se diseñó para permitir que Lee Jae-yong, el heredero de la familia, aumentara el control sobre Samsung Electronics, una parte clave del extenso imperio familiar.

Publicidad

" Samsung y la familia Lee llevan más de una década maniobrando con el objetivo de transferir la titularidad accionaria y el control de varias empresas del grupo Samsung a la próxima generación de la familia", escribieron en una nota los analistas de Bernstein.

Kun-hee, el patriarca del grupo, sufrió un ataque cardiaco el año pasado, lo que aceleró los planes de sucesión.

El hedge fund activista estadounidense Elliot Associates había argumentado que el acuerdo era malo para los accionistas de Samsung C&T, y cabildeó intensamente para detener la fusión.

Publicidad

De haberse salido con la suya, Elliot podría haber desbaratado los planes de la familia Lee para el conglomerado, que actualmente está unido por un complicado sistema de participaciones cruzadas que los analistas denominan ‘circular ownership’ o participación accionaral recíproca.

"Samsung Group no es una persona jurídica", explica el sitio web del conglomerado. "Samsung Group es un término para referirse de forma práctica a un grupo de empresas que están vinculadas entre sí por su historia corporativa".

Samsung es la mayor empresa familiar o chaebol de Corea del Sur, y representa alrededor de una quinta parte de las exportaciones del país. Estos grupos comenzaron como pequeñas empresas, pero con el apoyo del Gobierno y tratos ventajosos, florecieron en enormes multinacionales. Samsung es la más grande; LG y Hyundai son otros ejemplos.

Publicidad

Los analistas de Bernstein sostienen que, a largo plazo, la oposición de Elliot a la fusión será buena para Samsung, ya que por primera vez el conglomerado se vio obligado a "tener en cuenta los derechos y las objeciones de accionistas minoritarios."

"Creemos que estos sucesos son positivos y necesarios para la salud a largo plazo de la inversión, no sólo en Samsung si no en el mercado accionario coreano en general, ya que ayudan a garantizar que los derechos de los accionistas minoritarios sean respetados y no se haga nada insensato unilateralmente”, dijeron.

Publicidad
NOTICIAS DEL DÍA
Dos envíos de lunes a viernes con las noticias más importantes.

has quedado suscrito al newsletter.

Publicidad
Publicidad